aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Rinden culto a la Santa Muerte en Ecatepec

Algunos seguidores le atribuyen sobrevivir a enfermedades; otros, que es su aliciente
Lunes 18 de abril de 2005 Emilio Fernández/Corresponsal | El Universal

Ecatepec, Méx.- Una rociada con agua de flores y después tres padres nuestros en el cabalístico día 13.

Mientras en la grabadora sonaban las notas de Santísima Muerte, es mi buena fe, mi buena suerte, la rosa blanca que al verte se le entrega el corazón , los adoradores de esta deidad le pedían un deseo.

La vida le cambió a Ileana Hernández cuando se acercó a la Sagrada Señora.

Desde hace año y medio, cuenta, ella y su familia son protegidos por la Santa Muerte.

Está siempre con nosotros, a nuestro lado asienta Yolanda Velásquez Rodríguez, otra adepta, no hay que tenerle miedo, es igual de milagrosa que la Virgen de Guadalupe.

Bárbara Bastián Velásquez tiene por qué estar agradecida con ella: "Me han operado dos veces por cáncer en el seno y en un brazo y en las dos ocasiones me encomendé a la Santa Muerte y gracias a ella estoy viva".

Los seguidores de la portadora de la guadaña han salido del clóset. El "hermano Parka", quien este miércoles 12 de abril se dedicó a bendecir las imágenes de la Santísima lo resume así: "No se sabe cuántos seguidores existirán pero de que el número está creciendo es innegable".

Como todos los días 13 de cada mes, abril no fue la excepción y decenas de adoradores acudieron a la avenida Pichardo Pagaza en la colonia Rinconada de Aragón a "curar" a su santo.

La muerte blanca, que rechaza las envidias. La azul, que protege a los estudiantes. La roja, que ayuda en el amor. La dorada, que trae suerte en el trabajo y atrae el dinero. Todas fueron veneradas.

Reafirmar la fe, dar las gracias por los favores recibidos o buscar un aliciente para sus vidas, fue la excusa que tuvieron muchos seguidores para estar cerca de la también llamada Milagrosa.

Para concluir la segunda Ceremonia Espiritual de la Santa Muerte, David Romo, arzobispo de la Iglesia Católica Apostólica Tradicional celebró una misa en el camellón de la avenida Pichardo Pagaza.



PUBLICIDAD