aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Para habitantes de Coyoacán el `grito` se covierte en calvario

Se quejan de que los miles de visitantes que acuden a la fiesta causan desmanes
Miércoles 15 de septiembre de 2004 Lili Valadez | El Universal

Cada 15 de septiembre los vecinos de Coyoacán dan el grito, pero de auxilio, debido a los problemas que les ocasionan los miles de visitantes que acuden a los festejos en la delegación, mismos que realizan actos vandálicos, se orinan y toman bebidas embriagantes en la vía pública.

Alejandra Díaz, quien habita en el barrio de San Lucas, dijo que para ese día prefiere salir huyendo de su domicilio junto con su familia. "La verdad es que toda la vigilancia se concentra en el primer cuadro, y en las calles de los alrededores nos quedamos solos".

Esta ama de casa comentó que en alguna ocasión acudieron a escuchar el grito al jardín Hidalgo; sin embargo "durante el regreso a la casa fuimos atacados con espuma, huevos de harina; además de que vimos uno que otro espectáculo".

Francisco Luna, vecino de Santa Catarina, comentó que no queda otra que acostumbrarse, "sabemos que en el centro de Coyoacán siempre hay festejos, gente, comercio".

Sin embargo, consideró que la Policía debería estar más al pendiente de los consumidores de droga y alcohol, a quienes les gusta reunirse en la plaza Centenario.

Para el señor Abraham Barreiro, quien vive en la colonia Del Carmen, uno de los principales padecimientos es el cierre de las calles, "por eso es que preferimos quedarnos en nuestras casas".

Sin embargo, el señor Luis de la Barrera, residente y coordinador del comité vecinal del barrio San Lucas, consideró que el corte de la circulación vehicular ha servido para que no se obstruyan las cocheras de las casas.

A diferencia de sus vecinos, señaló que esta festividad ha mejorado año con año, en cuanto a su organización y seguridad.

Después del Zócalo capitalino, el centro histórico de esta delegación es el más visitado, con una afluencia de 80 mil visitantes, según informó José Sánchez, director de Seguridad Pública quien garantizó la seguridad de visitantes y vecinos con la vigilancia de 270 policías.



PUBLICIDAD