aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Refundan la tradición en Cuautitlán Izcalli

Por primera vez, 2 colonias colaboran para la realización de la última posada
Miércoles 25 de diciembre de 2002 Juan Manuel Barrera | El Universal

Cuautitlán Izcalli, Mex. Cálido ambiente navideño imperó durante la posada organizada por habitantes de las colonias Sección Parque y Santa Rosa de Lima, ubicadas en pleno centro de este municipio, en donde familias enteras retomaron por primera vez la tradición para difundirla en sus respectivas comunidades.

A iniciativa del matrimonio formado por Cristina Hernández León y Carlos Ramírez Vázquez, así como por Alejandro Franco Fuentes, todos ellos vecinos de la Sección Parques, se efectuó por primera vez una posada comunitaria, con el objetivo principal de rescatar la tradición e inculcarla en las nuevas generaciones.

Ramírez Vázquez, de profesión médico, aseveró que en los grandes centros urbanos, como sería el caso de Cuautitlán Izcalli, se ha perdido en los últimos años la tradición por las posadas, además de que sectores importantes de la población no tienen acceso a ellas por carencia de recursos económicos para organizarlas.

"Las posadas se están perdiendo por muchos factores, entre ellos la modernidad, que hace que las costumbres cambien, y el aspecto económico, ya que no tan fácilmente las personas se pueden desprender de dinero para hacerlas, por lo que una opción viable es hacerlo por medio de cooperación entre los vecinos", puntualizó.

Cabe destacar que cerca de 100 personas se concentraron en el domicilio ubicado en la calle Dios Fuego, de la familia Ramírez Hernández, en la Sección Parque, quienes con velas en mano recorrieron la avenida Los Reyes en busca de posada, que obtuvieron en un salón de eventos sociales localizado en la misma calle, pero en la colonia Santa Rosa de Lima.

Ahí los participantes cantaron la clásica letanía, hasta que las puertas fueron abiertas para recibir a los peregrinos.

Los asistentes degustaron ponche y antojitos tradicionales, como tostadas de tinga, para más tarde, principalmente los niños, romper las infaltables piñatas llenas de dulces y frutas como cañas, jícamas, naranjas y mandarinas, en un ambiente en el que predominó la unión familiar y vecinal.

"Esperamos que a partir de hoy esta posada se convierta en tradición en nuestra comunidad, para que nuestros hijos y nietos la valoren y conozcan su significado. Esta fue una posada de traje , es decir, cada familia aportó algo para llevarla a cabo", explicó Ramírez Vázquez.

A su vez, Franco Fuentes insistió en que en parte de Cuautitlán Izcalli se está perdiendo la tradición por las posadas, ya que de manera acelerada nuevas costumbres invaden a la ciudadanía y las familias apenas y cuentan con recursos económicos para sobrevivir; "queremos darla a conocer a nuestros hijos como una tradición netamente mexicana", apuntó.

En este sentido, reiteró que "el fin es que esta posada se repita año con año. Queremos afinar su organización y documentarnos más sobre el significado de las mismas, para transmitir a las nuevas generaciones lo que representó el ir y venir de José y María antes del nacimiento del niño Jesús".

Asimismo, detalló que colonos de Sección Parques y Santa Rosa de Lima realizaron una colecta de juguetes, comida y ropa para llevarla a una casa hogar ubicada en el municipio de Teoloyucan, cercano a Cuautitlán Izcalli, ya que constataron que los niños y jóvenes de dicho lugar enfrentan severas carencias.



PUBLICIDAD