aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Restauran la tumba de Juárez

Patrocina IP acciones en el mausoleo de San Fernando
Miércoles 17 de julio de 2002 Gabriela Jiménez Bernal | El Universal

Más de 100 años de historia monumental se encuentra olvidada en el Panteón de San Fernando: la tumba de Benito Juárez registra saqueos y fisuras, y sólo hasta hoy, por la iniciativa privada, se rescata pero a medias porque no hay presupuesto para concluir el lugar donde reposan los restos del Benemérito de las Américas.

Mañana se celebra el 130 aniversario luctuoso de quien es considerado uno de los mejores presidentes que ha tenido México, Benito Juárez, el primero y único indígena que dirigió a la Nación. Por este motivo se quisieron acelerar los trabajos de restauración de su tumba para que autoridades como el gobernador de Oaxaca, José Murat, le rindan tributo.

Desde noviembre del año pasado, el ingeniero Jorge Gómez Jacome, director de McCartney Internacional, empresa encargada de la restauración, presentó el proyecto. Hasta febrero del presente consiguió los permisos del INAH y de la delegación Cuauhtémoc, pero ninguna de estas instancias apoya con recursos económicos aunque sí presionan los trabajos.

Restaurar la tumba costaría alrededor de 400 mil pesos, pero sólo se han conseguido cerca de 100 mil pesos, mismos que fueron aportados por oaxaqueños.



Amputan vándalos dos dedos

La tumba es un mausoleo con una base de 12 metros de largo por 9 de ancho, y alberga la escultura de mármol "Juárez y la Madre Patria", creada por Manuel y Juan Islas en 1873. Representa a La Patria con la figura de Juárez en su regazo. De esta pieza, el vandalismo ya hizo flanco: se robaron dos dedos de Juárez, uno del pie izquierdo y otro de la mano derecha. No cuenta con el epitafio original y se registraron partes lijadas, lodo, manchas causados por el clima y destrucción de los 13 emblemas masónicos. La estructura del mausoleo presentaba cantera desprendida, goteras y manchas causadas por orines humanos y heces de gatos.



PUBLICIDAD