aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aumenta la trata de blancas

Operan en el DF dos redes nacionales que traen mujeres, en su mayoría indígenas, por 2,500 pesos, señalan
Miércoles 15 de noviembre de 2000 Laura Cardoso | El Universal

En el Distrito Federal se tienen detectadas dos redes perfectamente organizadas de trata de blancas, las cuales adquieren mujeres por 2 mil 500 pesos en zonas del sureste y estados como Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y estado de México y las incorporan a la prostitución en áreas de Tacuba, Toreo de Cuatro Caminos y La Merced.

En su mayoría se trata de menores de edad y cuya virginidad se ha convertido en la mejor oferta, explica Teresa Ulloa directora de Proyectos de Atención para la Infancia y las Mujeres del gobierno capitalino.

Se trata de bandas organizadas quienes incurren en la privación ilegal de la libertad a través de ofertas laborales inexistentes o enamoramientos falsos, añadió.

Se ha detectado que estas redes también operan en las centrales camioneras, Chapultepec y la Alameda Central, donde son enganchadas y transferidas a burdeles y loncherías.

Los ingresos que obtienen por prostituirse son mínimos, pues reciben entre 20 por ciento y 25 por ciento del total, mientras que las menores de edad no reciben ningún pago pues laboran bajo el esquema de ?tiendas de raya?, donde el propietario les ofrece ropa, maquillaje y comida a cambio de atender a los clientes, comentó.

Respecto al perfil de los clientes se trata en su mayoría de soldados, policías, choferes de trailers y albañiles. Reconoció que durante los últimos tres años la trata de blancas se agudizó en el Toreo y Tacuba, pero sobre todo en la cercanía del Campo Militar número 1.



Rescate imposible

Es muy difícil comprobar la trata de blancas o lenocinio y en el caso de la prostitución ésta sólo es considerada como una falta administrativa, siempre que haya de por medio una queja vecinal, por lo que el rescate de estas mujeres es complejo, agregó.

Sin embargo, desde este año se inició un programa especial en la terminal de autobuses TAPO, el cual consiste en alertar a las mujeres provenientes de distintos estados.

Se trata de que no sean engañadas o enganchadas por las redes de trata de blancas. Además del reparto de trípticos y asesorías por parte de personal del centro Integral de Atención a la Mujer Venustiano Carranza, también se tiene previsto poner breves mensajes preventivos en los autobuses que tienen televisores.

La condición de estas mujeres, abundó, es lamentable, pues su vulnerabilidad se agudiza no sólo por ser mujer, sino indígena y no tener ninguna preparación académica.

Además, se intensificará la vigilancia epidemiológica a través de siete centros a cargo de la Secretaría de Salud, pues desde que Conasida ya no expidió credenciales, se redujo el cuidado de las enfermedades venereas.

Teresa Ulloa urgió por la puerta en marcha de programas de rescate, pues aseguró que quienes se dedican a la prostitución no lo hacen por gusto, sino por necesidad o miedo.



PUBLICIDAD