aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Catean bienes de Iglesias Rebollo

Su domicilio y el bar Hawaii fueron revisados para determinar si es realmente dueño de la discoteca ?Lobohombo?
Catean bienes de Iglesias Rebollo

. (Foto: )

Domingo 22 de octubre de 2000 Silvia Otero | El Universal

La hipótesis principal sobre lacausa del incendio en la discoteca ?Lobohombo? es un corto circuito por sobrecalentamiento de la instalación eléctrica del lugar, originado por falta de mantenimiento de la misma, aunque resta esclarecer si este fue accidental o provocado, por lo que no se descarta un sabotaje, aunque ésta última opción no parece ser la más sólida pues se ha confirmado que el local ni siquiera contaba con medidas de seguridad adecuadas.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) trata de determinar si Alejandro Iglesias Rebollo es el dueño de la discoteca, por lo que se catearon ayer en la madrugada su domicilio particular y uno de sus negocios, en busca de pruebas que confirmen que es propietario del ?Lobohombo?.

Aún cuando no se sabe con certeza quien es el dueño, ya existe una orden para su localización en todo el país, para que sea presentado ante el Ministerio Público.

La PGJDF busca deslindar responsabilidades por el siniestro de este viernes, donde murieron 19 personas y 40 resultaron heridas, en un local que no contaba con medidas de seguridad adecuadas, a lo que se agrega la actitud del personal de seguridad que inicialmente obstruyó la salida de los clientes cuando inició el fuego. Así lo dio a conocer ayer Pedro Estrada, director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), al revelar los resultados preliminares de la investigación del caso.

No obstante que ya han declarado 56 personas ante el Ministerio Público, y que se cateo un bar y el domicilio particular de Alejandro Iglesias Rebollo, presunto dueño del ?Lobohombo?, la PGJDF aún no ha determinado si este empresario es el propietario, aunque ya existe una orden para que la Policía Judicial capitalina localice y presente a quien resulte ser el dueño.

El peligro latente: peritos

A 48 horas del siniestro, la PGJDF cuenta con indicios para determinar que la causa fue un corto circuito, ya que los peritos de la dependencia concluyeron que la mayor parte de la instalación eléctrica presentaba sobrecalentamiento en los cables alimentadores de los tableros o centros de carga, localizados en el cuarto de control de la iluminación; incluso la instalación eléctrica del local estaba visible. El director general de Servicios Periciales, Pedro Estrada, explicó así que la hipótesis es que un corto circuito provocó el incendio, y que las cuatro explosiones subsecuentes se registraron al estallar las pantallas gigantes y las bombillas que conformaban la iluminación del lugar, pues no se hallaron indicios de hidrocarburos ni sustancias consideradas acelerantes del fuego.

Asimismo, en la inspección ocular que se dio en el lugar, los peritos determinaron que las vías de acceso del ?Lobohombo? no reunía las condiciones adecuadas para un desalojo emergente, ya que dos de ellas estaban cerradas y obstruidas hasta con cables en los cerrojos.

La discoteca tampoco contaba con equipo de bombeo, sensores o detectores de humo y fuego, sólo contaba on ses extinguidores en lugares no visibles.

Tampoco se apreciaron dispositivos electrónicos, sensores o detectores de humo, así aunado al hecho de que la discoteca no tenía un programa de Protección Civil, estas condiciones convertían en un peligro latente el ?Lobohombo?. Asimismo, Pedro Estrada informó que la mayor parte afectada por el calor y el fuego, está enla parte central y oriente de la que fue la discoteca, correspondiente al cuarto o cabina de controles de iluminación, ubicada en la parte superior de la entrada principal del inmueble.

Como ayer informó EL UNIVERSAL, de los 56 testigos que han declarado hasta el momento en torno al siniestro, algunos sobrevivientes aseguraron que salieron ?chispas? de las pantallas gigantes ubicadas en el lugar, y que ahí inició el fuego, lo que confirmaría que un corto circuito originó la conflagración, independientemente de los dictámenes periciales que aún se esperan para tomar como definitivo el dictámen.



La PJ realiza cateos

En conferencia de prensa, Salomón Baltazar, fiscal de la PGJDF en la delegación Cuauhtémoc, detalló por su parte las pesquisas realizadas hasta el momento para deslindar responsabilidades penales por los delitos de homicidio y lesiones, a partir de la averiguación previa 61/1511/0010, aún no se tiene confirmado siquiera la identidad del propietario.

Ayer en la madrugada, explicó el funcionario, 30 elementos de la Policía Judicial capitalina con dos agentes del Ministerio Público, catearon el bar ?Hawai?, ubicado en el número 42 de la calle de Florencia, en la colonia Juárez, en busca de documentos que permitieran comprobar que Alejandro Iglesias Rebollo, dueño de este lugar, también lo es del Lobohombo.

Con este mismo objetivo, se cateó el domicilio del empresario, en el número 148 de la calle de Alencastre, en la colonia Lomas Virreyes, donde se hallaron cartuchos de un revólver y una escopeta, así como una credencial de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), al nombre del subteniente Alfonso Sánchez Hernández.

Sin embargo, el fiscal Baltazar informó que no se encontraron las evidencias que buscaba la policía, sin embargo, dijo, de los 56 testigos que han declarado hay versiones de algunos que indican que Alejandro Iglesias es el dueño, por lo que se reforzarán las pesquisas con información que porporcionará la delegación Cuauhtémoc.

El funcionario dijo que se desconoce el paradero de Iglesias Rebollo, y no se tiene informes que este en Houston, Texas, como se rumoró, pero de confirmarse que es el dueño del ?Lobohombo? ya se tiene una orden de presentación y se cuenta con la colaboración de la Procuraduría General de la República y de los estados del país. Por otro lado al parecer como parte de operativos en giros comerciales en la delegación Cuauhtémoc, las autoridades del gobierno capitalino ordenaron a los propietarios de Cinepolis Bucareli realizar una inspección minuciosa de las instalaciones del conjunto de salas cinematográficas con ese nombre, antes de iniciar las funciones el día de ayer.

Según informó un subinspector de operaciones de Cinepolis, esa fue la razón por la que se suspendieron las funciones del horario matutino. A partir de las 14:15 horas se reanudaron parcialmente las exhibiciones en las salas 3 y 4.



PUBLICIDAD