aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Personajes mitológicos reciben un segundo aire

Figuras colocadas durante el Porfiriato oxidadas y olvidadas tras la maleza vuelven a ver la luz

El paso del tiempo, el vandalismo y el agua hicieron de las suyas con las esculturas de la Alameda Central, por lo que su proceso de restauración les ha dado un segundo aire Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

De las 18 esculturas de tres tonelada de peso que existen en el parque público del Centro Histórico, a ocho el agua las había oxidado hasta en un 70% Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

Ximena Ramírez, responsable de la restauración de los elementos escultóricos de la Alameda Central explica que la oxidación y las sales ocasionaron daños químicos a las esculturas Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

El paso indiscriminado del agua a través del interior de las esculturas ubicadas en las fuentes, ocasionó que el hierro colado fuera oxidándose por dentro Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

En las fuentes, lucen las representaciones de personajes mitológicos de la cultura clásica, como un Neptuno, un Mercurio, la Primavera, dos ninfas, una Venus y una alegoría, probablemente, al Dios Baco, en la fuente central, denominada de Las Américas Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

Además, dos fuentes que eran consideradas secas, por no contar con tina, ya tendrán agua, cuyo chorro saldrá a ras de piso sin que eso implique que la pieza escultórica se moje Juan Boites /EL UNIVERSAL

Tras cinco meses de mantenimiento, el Hemiciclo a Juárez luce blanquísimo; artesanos expertos en el manejo de este material lo han lustrado a mano para su reinauguración Roberto Armocida /EL UNIVERSAL

Las autoridades capitalinas invirtieron 240 millones de pesos en la remodelación del parque considerado el más antigüo de América Latina; en su remozamiento trabajaron cerca de 800 obreros Juan Boites /EL UNIVERSAL

En el extremo sur de la Alameda, 10 esculturas más, pero de un bronce color verde, lucen sobre ambas aceras de avenida Juárez. Ésas, réplicas de las originales que están en el Museo Nacional de Arte, también fueron sometidas a una restauración Juan Boites /EL UNIVERSAL

Personajes mitológicos reciben un segundo aire

ATRACTIVO. En las fuentes, lucen las representaciones de personajes mitológicos de la cultura clásica, como un Neptuno (en la imagen), un Mercurio, la Primavera, dos ninfas, las Danaides, una Venus y una alegoría, probablemente, al Dios Baco, en la fuente central, denominada de Las Américas. (Foto: )

Viernes 23 de noviembre de 2012 Rafael Montes | El Universal
Comenta la Nota

rafael.montes@eluniversal.com.mx 

El paso del tiempo, el vandalismo y el agua hicieron de las suyas con las esculturas de la Alameda Central, por lo que su proceso de restauración les ha dado un segundo aire.

De las 18 esculturas de tres tonelada de peso que existen en el parque público del Centro Histórico, ocho corresponden a estatuas colocadas en el centro de las fuentes que lucen en el jardín y a ésas, el agua las había oxidado hasta en un 70%.

Ximena Ramírez, responsable de la restauración de los elementos escultóricos de la Alameda Central en el proceso de remodelación de ese parque que lleva a cabo el gobierno de la ciudad desde hace cinco meses, explica que la oxidación y las sales ocasionaron daños químicos a las esculturas, mientras que los recubrimientos del pasado y los actos vandálicos deterioraron de manera física a los ornamentos.

Pero lo más grave, dice la arquitecta, fue al interior. El paso indiscriminado del agua dentro de las esculturas ubicadas en las fuentes, ocasionó que el hierro colado fuera oxidándose, lo que hizo necesario que en la remodelación fueran colocadas tuberías que conduzcan el nuevo chorro hacia los orificios originales.

Es decir, el agua ya será conducida y no saturará la pieza por dentro, con lo que se garantiza una mayor durabilidad de las esculturas, las cuales lucen de un negro profundo, después de haber sido pulidas y dejadas con su color original.

En las fuentes lucen las representaciones de personajes mitológicos de la cultura clásica, como un Neptuno, un Mercurio, la Primavera, dos ninfas, las Danaides, una Venus y una alegoría, probablemente, al Dios Baco, en la fuente central, denominada de Las Américas.

Ramírez explica que la colocación de esas esculturas, solicitadas por catálogo durante el gobierno de Porfirio Díaz, se debe a “un proceso de remozamiento de la época del Porfiriato, finales del siglo XIX, principios del XX, y era parte del paseo al que se le quiso dar la importancia, desde un principio, para las clases sociales altas, como prolongación del Palacio de Bellas Artes”.

Con la remodelación, cuatro fuentes fueron adicionadas al escenario del parque urbano, una por cada esquina, en donde los chorros de agua, como ocurrirá con los chorros de las fuentes originales, serán controlados a través de mecanismos robotizados para alcanzar hasta 20 metros de altura, con iluminación y ritmo similares a los del Monumento a la Revolución o la Plaza de Tlaxcoaque.

Además, dos fuentes que eran consideradas secas, por no contar con tina, ya tendrán agua, cuyo chorro saldrá a ras de piso sin que eso implique que la pieza escultórica se moje.

En el extremo sur de la Alameda, 10 esculturas más, pero de un bronce color verde, lucen sobre ambas aceras de avenida Juárez. Ésas, réplicas de las originales que están en el Museo Nacional de Arte, también fueron sometidas a una restauración.

En los extremos poniente y oriente lucen una estatua en honor al músico Ludwig Van Beethoven y al botánico Alejandro Von Humboldt, las cuales, antes de la remodelación, permanecían escondidas entre un follaje descuidado y comercio ambulante, los cuales no permitían que se apreciaran libremente.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD