aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Premia Metro a usuario; doña Juana iba al doctor


Premia Metro a usuario; doña Juana iba al doctor

SUERTE. La señora Juana Aniceto abordó la Línea 1 para dirigirse a una cita médica y continuar con su tratamiento de cáncer en el Hospital General . (Foto: ALMA RODRÍGUEZ EL UNIVERSAL )

Miércoles 14 de septiembre de 2011 Rafael Montes | El Universal
Comenta la Nota

rafael.montes@eluniversal.com.mx

Luego de 22 años de usar el Metro a diario, la señora Juana Emilia Aniceto se convirtió ayer en el usuario número 48 mil 500 millones del Sistema de Transporte Colectivo.

Y después de no llevar más que la cifra exacta para pagar su pasaje de ida y vuelta, la señora de 58 años terminó el día con un “montón” de aparatos electrodomésticos nuevos sólo para ella.

Por convertirse en la usuaria distinguida en el marco del 42 aniversario de ese medio de transporte, doña Juana se ganó un refrigerador, una televisión de plasma, una plancha, una batería de cocina, una picador de fruta y un tostador de sandwiches.

La estación Chapultepec, de la Línea 1 del Metro, es la que más frecuentemente usa.

Allí, desde unos minutos antes del mediodía, los funcionarios del Metro, Francisco de Souza, director de Medios; y Salomón Solai, director Operativo del sistema, aguardaban a que la cifra esperada llegara.

Doña Juana Emilia caminaba sin mucha prisa. Un paliacate gris cubría su cabeza.

Cargaba una bolsa en su mano. La esperaba una cita en el Hospital General para recibir quimioterapia y atacar el cáncer de mama contra el que batalla desde hace año y medio. Pero no se esperaba la algarabía que se armaría al cruzar el torniquete.

Apenas atravesó la entrada y el confeti voló por doquier.

Alguien hizo sonar una corneta y el par de funcionarios del Metro se abalanzaron sobre ella.

“Me asusté, creí que me iban a detener o que había hecho algo malo, o que no había servicio”, comentó después la mujer, quien pronto soltó unas lágrimas al conocer el motivo de tanto alboroto a su alrededor.

El público ya estaba a la expectativa por ver qué pasaría.

Sobre todo porque sobre los torniquetes se instaló un arco de cartón y un escenario estaba listo para recibir a al usuario que saldría premiado de las instalaciones.

Ya no sabía para donde mirar. Las cámaras fotográficas de la prensa la deslumbraron. El bullicio la rodeó.

Un hombre anunció con bombo y platillo desde un micrófono que ella, quien nunca había ganado nada en la vida, según lo que contó, esta vez fue la afortunada que llegaría a casa con casi una cocina completa.

Pero su casa no es su casa. Doña Juanita es empleada doméstica en la colonia Bosques de las Lomas desde hace 18 años; no obstante, aseguró que allí quería que le llevaran sus premios. Tiene un cuartito y una tele pequeña. O de ser posible, a Puebla, en el municipio Felipe Ángeles, donde vive el resto de su familia.

La sorpresa fue tanta que la cita médica pasó a segundo plano.

“No importa, puedo ir mañana”, dijo la mujer, contenta y sosteniendo entre sus manos morenas un reconocimiento anaranjado que la distinguió como la usuaria 48 mil 500 millones del Sistema de Transporte Colectivo.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD