aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




CDHDF exhorta a mejorar servicios de salud en cárceles


CDHDF exhorta a mejorar servicios de salud en cárceles

CONSULTA. La alta densidad poblacional en reclusorios dificulta la atención médica . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Domingo 10 de abril de 2011 Claudia Bolaños | El Universal
Comenta la Nota

claudia.bolanos@eluniversal.com.mx

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exhortó a la Secretaría de Gobierno local, de la cual dependen los centros de reclusión, a revisar las condiciones estructurales y las prácticas discriminatorias que se reproducen al interior de estos.

Al sobrepasar su capacidad, los penales capitalinos dan precarios servicios de salud. Internos consultados dijeron que diariamente se dan 50 fichas para ser atendidos y generalmente hay más de 300 personas que buscan atención en alguna de las enfermerías.

Una persona de la Secretaría de Salud adscrita a los reclusorios advirtió sobre la falta de medicamentos y de instrumental médico.

“Hay doctores y dentistas que ellos mismos llevan su instrumental, e incluso ponen material para atender a los internos, porque hay algunos que traen mucho dolor, incluso por semanas”, señaló una empleada.

También compran medicamentos, dijo, como aspirinas y otras pastillas que sirven como paliativos.

Destacó además que el ingreso de medicamentos requiere de un permiso especial. No obstante, hay personas que tienen facultades para vender ese tipo de pastillas.

Para la CDHDF la protección del derecho a la salud en este grupo poblacional constituye una preocupación. Cabe destacar que el Sistema Carcelario de Salud, a cargo de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, brinda servicio en ocho centros penitenciarios.

Sin embargo, este organismo observa con preocupación que el déficit en la infraestructura y la ausencia de insumos y personal condicionan la adecuada prestación de servicios médicos.

La Comisión de Derechos Humanos local destacó que el sistema penitenciario de la ciudad no fue diseñado para albergar al número de personas que en la actualidad tiene bajo su custodia, cifra que ya rebasa los más de 40 mil internos, pues esta situación incide en la precaria prestación de los servicios, la insuficiencia de los recursos clínicos, terapéuticos y de rehabilitación.

Enfatizó que el estándar internacional lo establece la propia Organización Mundial de la Salud, al considerar la salud como el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedad.

Las personas que están en reclusión difícilmente pueden ser caracterizadas en este estado, en vista de que la población rebasa la capacidad de los centros para proporcionarles los elementos para su bienestar en sentido amplio.



Comenta la Nota.

PUBLICIDAD