aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Una epidemia en el DF:los atropellamientos

Disputa de la calle entre peatones y automovilistas deja miles de heridos y fallecimientos
Martes 25 de mayo de 2010 Fernando Martínez y Claudia Bolaños | El Universal
Comenta la Nota

El fenómeno de los atropellamientos es un problema epidémico de salud pública que en la década de 2000 a 2010 causó la muerte de 50 mil mexicanos, de los cuales 8 mil 500 eran niños.

El Centro Nacional de Prevención de Accidentes (Cenapra) detalla que en el Distrito Federal ocurrieron en ese lapso 6 mil 500 de esas muertes.

Según expertos esta crisis resulta del conflicto por las vialidades y el incremento del parque vehicular.

“Si se junta en el país a todas las personas que mueren al año por VIH más los que mueren por tuberculosis, por enfermedades virales o infecciones bacterianas, todos esos no suman los que mueren por accidentes de tránsito, entre choques, volcaduras y atropellamientos”, aseguró Arturo Cervantes Trejo, director general de Cenapra.

Prácticamente es el mismo número de personas en México que mueren por enfermedad pulmonar obstructiva crónica, por infecciones respiratorias agudas bajas, pero muchos más que los que perecen por hipertensión, nefritis o nefrosis, por tumores malignos o cánceres.

Por cada persona que pierde la vida al ser atropellada, 30 más quedan lesionados, de acuerdo con esta agrupación.

Para Gerardo Moncada, de la asociación civil denominada El Poder del Consumidor, en la capital del país ocurren cada año cerca de 18 mil 385 accidentes de tránsito, lo que resulta en un promedio de cuatro muertos y 35 lesionados al día en estos eventos.

En algunas ocasiones los atropellamientos alcanzan hasta 40 al día, indicó en entrevista el especialista.

Pedro Estrada González, director ejecutivo del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, informó que en 2008 este agrupamiento contabilizó 9 mil 447 atenciones en hechos de tránsito, esto sin contar la acciones que realizan otros grupos de rescate; en 2009, 9 mil 787, mientras que en lo que va 2010, se han atendido 2 mil 719.

En el 80% de los atropellamientos la responsabilidad es del conductor, que se distrae o ha disminuido en su capacidad de reacción por consumo de alcohol o drogas, reconoció el funcionario.

En el caso de los peatones que han tenido la culpa, el 80% es porque caminaban sobre el arroyo vehicular.

Problema en aumento

La circulación de 200 mil nuevos automóviles en la ciudad de México, cada año, agrava el problema.

“Los atropellamientos son una responsabilidad de todos, pero en gran medida del gobierno local, aunque en ese nivel le sigue la sociedad, el conductor y finalmente el peatón, que es el de menor culpa”, explicó Gerardo Moncada.

El especialista dijo que a diferencia de otras ciudades del mundo con muchos automóviles en el Distrito Federal, existe un conflicto por el dominio de la vialidad, lo cual genera una gran cantidad de accidentes vehiculares que dejan miles de heridos.

Entre 1975 y 2005 los accidentes de tránsito se incrementaron en un 100 por ciento en las zonas urbanas.

De 2000 a 2007 el incremento fue de 56%; pasaron de 10 mil 801 a 16 mil 865, anualmente.

“Ha crecido la vulnerabilidad tanto para automovilistas como para peatones en la ciudad”, aseveró Moncada.

En la ciudad de México existe un problema grave de señalización y educación vial; hace 30 años había cursos en las escuelas, actualmente ni siquiera se hacen exámenes para otorgar licencias de conducir, consideró.

"Hay casos en los que incluso han desaparecido las cebras de los pasos peatonales como en avenida Patriotismo, donde se reasfaltó y desaparecieron esos señalamientos", denunció.

Arturo Cervantes, de Cenapra, mencionó que el escenario se pone peor porque no respetamos las normas y los ciudadanos no somos parte del equipo para salvar vidas en caso de accidentes.

“Ve el trágico caso de Celia Lora y de su familia: le dan el coche y se sube a manejar en estado inconveniente”.

Otro caso que cita como ejemplo es el de Marcela Trujano Varela, la mujer de 52 años de edad que atropelló a dos extranjeros y un mexicano, por ir con la prisa de dejar a sus hijos a la escuela, el pasado 12 de mayo. Uno más es el dos mujeres mayores de edad arrolladas por el conductor de un microbús que “iba echando carreritas”, el 19 de mayo.



Comenta la Nota.

 

PUBLICIDAD