Desarrollan tecnología para el cultivo de pulpo gourmet

La acuacultura de pulpos baby busca impulsar una nueva actividad económica en Yucatán
Desarrollan tecnología para el cultivo de pulpo gourmet
(FOTO: Especial)
21/11/2017
00:20
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Actualmente Yucatán es la tercera potencia pesquera de pulpo con un promedio anual de 30 mil toneladas. Sin embargo no siempre fue así ya que su producción bajó casi hasta 6% de su totalidad entre 1999 y el año 2000.

Ante ese panorama, investigadores de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMNDI) de la Facultad de Ciencias de la UNAM, estudiaron los procesos de crianza del pulpo Octopus Maya, especie endémica del estado, para poder cultivarlo.

Hoy en día el cultivo de pulpo Octopus maya baby como producto gourmet, se propone como una nueva actividad económica para los habitantes de Yucatán, más allá de su práctica durante los periodos de veda.

Proceso de crianza
A lo largo de varios experimentos, los investigadores lograron desarrollar un sistema de reproducción controlada de los pulpos para garantizar el abasto de crías. Este consiste en capturar hembras silvestres fecundadas en el medio natural e introducirlas a un estanque junto con otros machos para asegurar la fecundación.

De acuerdo con el doctor Carlos Rosas Vázquez, profesor e investigador de la UMDI, hasta catorce machos pueden llegar a fecundar a la hembra y ésta puede poner entre quinientos y mil quinientos huevos.

“Para lograr que las hembras desovaran, experimentamos con variables ambientales como luz y temperatura e implementamos un sistema de desove. Además estudiamos su conducta respecto al cuidado de los huevos”, explica el doctor Rosas.

Los investigadores desarrollaron un sistema de incubación artificial para mantener los huevecillos en las condiciones adecuadas y que finalmente obtuvieran las crías de pulpo Octopus maya, cuya ventaja biológica es que nacen del huevo desarrollados en una etapa juvenil, facilitando su cuidado a diferencia de otras especies.

El siguiente reto fue alimentar a las crías, por lo que decidieron estudiar la fisiología digestiva de los pulpitos, encontrando cierta similitud al proceso digestivo del ser humano por la intervención de enzimas ácidas.

“A partir de ese conocimiento, desarrollamos un alimento deshidratado a base de harinas tratadas, lo cual facilita la digestión de proteínas, tiene mejores resultados nutricionales y mejoran las capacidades del pulpo para crecer”.

El alimento deshidratado, junto con el sistema de desove e incubación artificial, son paquetes tecnológicos que actualmente se reconocen como patentes para el cultivo de pulpo baby, cuyo potencial de ganancia económica no compite con el producto de pesca, de acuerdo con el doctor Rosas.

Actualmente los investigadores buscan financiamiento para llevar el cultivo a nivel piloto comercial, con el objetivo de recalcular costos de producción, reformular la base tecnológica y en un futuro impulsar su producción en el mercado gourmet.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios