¿Ya conoces las propiedades de la baba de caracol?

El caracol resulta ser un gran productor de colageína y que tiene efectos altamente cicatrizantes y de regeneración para la piel
¿Ya conoces las propiedades de la baba de caracol?
(FOTO: Especial)
15/11/2017
14:35
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Más allá de ser una plaga molesta de jardín y desagradable a la vista, el caracol resulta ser una oportunidad para impulsar la economía de cualquier comunidad al ser una fuente para obtener alimento y productos de belleza.

El caracol resulta ser un gran productor de colageína y que tiene efectos altamente cicatrizantes y de regeneración para la piel, todo ello contenido en su baba.

Por ello, los productores procuran ordeñar al molusco solamente dos veces en su vida para mantener la calidad necesaria del producto y evitar que el caracol se estrese dañado en perjuicio de su salud y de la calidad de su carne.

Expetrtos explican que el proceso original para extraer la baba consistía en perforarle la concha al caracol, lo cual lo pone a la defensiva y comienza a producir baba, sin embargo esto los lastima mucho, por lo que se usa otro proceso llamado “licuado”.

Este proceso consiste solo en colocarles un poco de agua y luego se les agita con la mano para hacerlos enojar, obteniendo el mismo resultado y permitiendo a los moluscos recuperarse para una segunda ordeña.

De la baba extraída se pueden producir jabones para la piel o usar directamente a 80% como mascarilla o cicatrizante.

Viscosos pero sabrosos
Su carne puede ser aprovechada para la gastronomía gourmet, en donde un platillo de escargot (caracol cocinado) puede llegarse a vender de 150 a 200 pesos en una variedad de platillos de muy buen sabor.

Los caracoles son extraídos del invernadero tras su segunda ordeña y colocados en un hábitat controlado para limpiarlos y evitar que su carne sepa a lo último que comieron.

Con ellos, dempas se pueden preparar desde ceviches hasta sopas, tortitas y ensaladas, con un sabor muy agradable al paladar. Solo basta lavarlos, desflemarlos y finalmente hervirlos o asarlos.

Así, ya sea con pulque, cerveza, agua de sabor o refresco, los caracoles pueden convertirse en un manjar a la par de los tradicionales escamoles, gusanos de maguey y otros tantos que conforman la tradicional comida prehispánica.

***Con infoirmación de agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS