Vacunación terapéutica contra el VIH no conlleva la supresión viral, expertos

Pero podría ser una potencial estrategia para mejorar las propias respuestas inmunitarias de las personas contra el VIH de manera que puedan controlar el virus
La vacunación terapéutica contra el VIH no conlleva la supresión viral
FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL
06/12/2017
18:16
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Mediante un ensayo clínico aleatorizado, con encubrimiento doble y controlado con placebo, se ha descubierto que la vacuna terapéutica contra el VIH no aportaría ningún beneficio, pero podría ofrecer a los investigadores importante información para la búsqueda de una cura.

Los autores sostienen que sus resultados representan una adición al cada vez más numeroso conjunto de pruebas de que la vacunación terapéutica no logra ayudar a los pacientes a suprimir el VIH en ausencia de terapia antirretroviral (TAR).

Aunque la TAR ha aportado grandes beneficios para la prolongación de la expectativa de vida de las personas infectadas con VIH, las pautas terapéuticas utilizadas no han logrado eliminar el virus de sus reservorios dentro del cuerpo. La vacunación terapéutica ha surgido como una potencial estrategia para mejorar las propias respuestas inmunitarias de las personas contra el VIH de manera que puedan controlar el virus sin TAR.

Para estudiar la efectividad de dicho enfoque, Michael Sneller, Anthony Fauci y sus colegas reclutaron una cohorte de personas infectadas con el virus del VIH de Estados Unidos y Canadá que habían comenzado la TAR poco tiempo después de su diagnóstico inicial.

Durante un período de 36 semanas en el que todos los participantes continuaron con la TAR, 14 participantes recibieron cuatro inyecciones de una vacuna terapéutica contra el VIH y 15 recibieron solución salina como grupo de control.

Cuando se discontinuó la TAR durante 16 semanas bajo la supervisión de los investigadores, no se observó ninguna diferencia en el rebote viral entre el grupo tratado con placebo y el que recibió la vacuna. Sorprendentemente, cuatro personas del grupo con placebo mostraron una supresión espontánea del VIH, una proporción sustancialmente más grande de lo que se hubiera podido predecir aplicando la prevalencia estimada de los llamados «controladores élite del VIH» en la población general.

En un estudio de Focus relacionado, Nelson Michael analiza cómo estos descubrimientos continúan demostrando el valor y la importancia de ensayos clínicos controlados con placebo bien diseñados.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios