Uso de injertos biológicos ayuda a curar lesiones de hueso

Son una de las mejores opciones para evitar la incapacidad en pacientes que requieren trasplantes de algunos huesos
Uso de injertos biológicos ayuda a curar lesiones de hueso
FOTO:
23/08/2017
00:30
Karina Rodríguez Chiw
Ciudad de México
-A +A

La incapacidad que provocan algunas lesiones de huesos, articulaciones y ligamentos, muchas veces se prolonga durante largos periodos. Lo malo es que, cuando no logra soldar el hueso adecuadamente, la función del cuerpo no se recupera totalmente.

Gracias a los avances en la tecnología, es posible que el tiempo de recuperación ante este tipo de daños sea mucho más breve y no existan secuelas. Sobre todo si se trata de fracturas, ya que a partir del uso de injertos biológicos, la recuperación disminuye de ocho a tres meses, y el hueso o la articulación logra recuperar su función satisfactoriamente.

“Los injertos biológicos son huesos que se procuran de donadores humanos (cadáveres), los cuales se utilizan por lo general en ortopedia, traumatología, artroscopia, cirugía de columna y maxilofacial para rellenar defectos óseos. Por ejemplo, cuando a un paciente le falta hueso debido a una fractura o tumor, se rellena con este tipo de injerto en lugar de que a él mismo se le quite hueso de una región de la pelvis (cresta iliaca)”, comenta la Paula Salazar Viezca, fundadora y directora General de Artrolife.

También funcionan en pacientes con escoliosis porque reducen los riesgos en la cirugía y el tiempo de recuperación debido a la compatibilidad biológica. Los injertos biológicos son mucho mejores que los que provienen del mismo paciente, ya que en estos casos el paciente puede sufrir secuelas o alguna disfunción en la zona de donde se tomó el injerto.

En nuestro país

En el sector público es más común el uso de injertos extraídos del mismo paciente, debido a que son más económicos y es más rápido que el de un donador cadavérico, porque se realiza en la misma cirugía. El procedimiento del uso de injertos biológicos llegó a México en 2006 y año con año se benefician con este tipo de productos alrededor de cinco mil pacientes.

Por su costo, “trabajamos principalmente con hospitales privados, y en ocasiones con PEMEX, ya que cuentan con un poco más de presupuesto para algunos casos”, señala la licenciada Salazar. “Un injerto biológico va de los cuatro mil a los 200 mil pesos, dependiendo de la lesión del paciente, pero el costo de la mayoría es de entre 40 y 50 mil pesos aproximadamente”, indica.

Los más usados en México

En nuestro país se generan aproximadamente entre 10 a 20 mil cirugías de injertos biológicos en hospitales privados y de gobierno. Los injertos más solicitados son: Chips cubos de hueso esp onjoso:injerto tradicional derivado del tejido óseo humano recomendado para relleno de defectos y cavidades óseas en áreas como traumatología y ortopedia, tumores, quistes, cirugía de columna, pseudoartrosis, fracturas, entre otros.

*Matriz ósea desmineralizada: se obtiene de hueso cortical humano, que favorece la integración del injerto al hueso. Su uso va desde el tratamiento de tumores óseos, fracturas, en la reconstrucción de defectos mandibulares y en la artrodesis de columna, entre otros.

*Matriz ósea desmineralizada para cráneo: tiene diversos usos, uno de ellos es el tratamiento de defectos de esta cavidad, posterior a un traumatismo y en la pérdida de tejido óseo.

*Tendones: este tipo de injertos aporta grandes beneficios en tratamientos de recuperación, disminuye riesgos de infecciones y tiene una mayor asimilación en el cuerpo humano.
Ayuda en rupturas de ligamento cruzado como en rodillas, bíceps, tendón de Aquiles o músculos que hayan sufrido algún desgarre fuerte.

*Proteína morfogénetica: hecha a base de colágeno de bovino que ofrece un mejor soporte, gracias a la alta concentración de proteína y de colágeno del hueso. Este tipo de injerto se usa en pacientes que carecen de una parte de hueso maxilar o de la mandíbula, quienes han sufrido fracturas de cuello y en enfermos con algún tipo de cáncer. 

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS