¿Existe en México la educación alimentaria?

Mantenerse informados permite a los ciudadanos tomar decisiones acertadas respecto a lo que consumen para poder llevar un estilo de vida saludable.
(ESPECIAL)
28/09/2017
00:00
Redacción
-A +A

México es un país lleno de contrastes y sus problemáticas en materia de salud no carecen de ellos. Mientras que por un lado ocupa los primeros lugares en obesidad y sobrepeso, por otro se ve obligado a pensar en nuevas alternativas para combatir la desnutrición.

Ambos panoramas son reflejo de una sociedad que no está bien alimentada, pues no sólo se trata de ingerir más o menos alimentos, sino principalmente de elegir aquellos que son adecuados para cada individuo.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como FAO; gran parte de las causas de una nutrición deficiente son actitudes y prácticas que una buena educación alimentaria puede modificar.

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud, pretende concientizar a la población para cuidar de su salud y prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación, es por eso que constantemente desarrolla e impulsa campañas que promueven un estilo de vida saludable y los beneficios que esto implica.

En 2014 se lanzó la campaña “Chécate, Mídete y Muévete”, que llegó a más de la mitad de la población mexicana y logró una respuesta positiva, pues el 75 por ciento de las personas consideran que este tipo de esfuerzos contribuyen a la prevención del sobrepeso y la obesidad.

Así mismo, México cuenta con propuestas orientadas a mejorar la nutrición, tal es el caso del Programa Oportunidades, que incide en el 18.8 por ciento de la población de México; Liconsa, con 9.7 por ciento; el Programa Desayunos Escolares DIF, que beneficia a 12 por ciento; Cocinas DIF, que llega al 3.3 por ciento; y el Programa de Apoyo Alimentario, que tiene impacto en el 2 por ciento de los mexicanos.

Las empresas del sector privado también están fomentando acciones para llevar una alimentación más saludable.

Coca-Cola, por ejemplo, en conjunto con otras 11 empresas líderes en el sector de Alimentos y Bebidas no alcohólicas, firmó a mediados de septiembre una “Carta Compromisos de Empresas con la Salud de los Mexicanos”, ante el Dr. José Narro Robles, Secretario de Salud del gobierno federal.

Esta iniciativa tiene como objetivo refrendar su apoyo a la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso y Obesidad.

La refresquera también dio a conocer la decisión de reducir el 30 por ciento del azúcar contenida en su refresco de tres litros, siendo México el primer país en donde se aplicará dicha iniciativa.

A estas acciones se suma un portafolio de bebidas bajas o sin calorías, como Coca-Cola Sin Azúcar, que se presenta como una opción para los consumidores que buscan llevar un control de su ingesta calórica.

obtaculos_para_alimentarse_sanamente.png

Por su parte, en 2015, Grupo Herdez a través de Fundación Herdez impartió el curso “Panadería Artesanal Saludable” para difundir las características positivas de una alimentación sana y nutritiva. De igual manera, lleva a cabo un ciclo de conferencias sobre el maíz y desarrolla diferentes iniciativas a través del programa Saber Nutrir.

Cada vez son más las instituciones que se unen a la lucha para mantener informada a la sociedad y fomentar una adopción voluntaria de correctos hábitos alimentarios. Ya que invertir en este tema se ha convertido en una de las principales preocupaciones debido a que es rentable a corto, mediano y largo plazo al pasar de generación en generación. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS