“Estuve muerto por cinco minutos”

La rehabilitación cardiaca ofrece una alternativa para pacientes que han sufrido un infarto al miocardio. Un paciente nos cuenta su historia y cómo se rehabilitó
“Estuve muerto por cinco minutos”
(FOTO: Especial)
24/08/2017
00:20
Martha Oliva Hernández
Ciudad de México
-A +A

“Una sensación de pérdida del conocimiento, precedida de falta de aire, era una constante en mi vida”, comenta Emmanuel Diaro quien durante años visitó médicos de diferentes especialidades para saber qué enfermedad padecía.

Los doctores le dieron varios diagnósticos. Le decían que era hipertensión arterial, hasta que, tiempo después, descubrieron que se trataba de una malformación del corazón llamada Anomalía de Ebstein.

Este padecimiento consiste en que una de las válvulas del corazón está malformada y no se cierra adecuadamente. Esto puede causar que la sangre no fluya en la dirección correcta, o que se escape desde las cámaras inferiores del lado derecho del corazón a las cámaras superiores.

“Fue hasta el 2013 cuando desarrollé insuficiencia cardiaca, con disminución en mi calidad de vida. Me realizaron una operación a corazón abierto, morí, pero me rescataron; sin embargo, me dio un infarto cerebral. Hasta la fecha llevo cinco operaciones, mi vida se limitó a mínimos esfuerzos debido al Evento Cerebro Vascular (ECV).

“No volví al trabajo durante cuatro años. Posteriormente me dio un paro cardiaco en el hospital. Morí por cinco minutos, no podían resucitarme, afortunadamente lo lograron y hace un año me pusieron un marcapasos e inicié la rehabilitación cardiaca.

“Sin embargo, gracias a este procedimiento pude reintegrarme a mis actividades. Fueron sesiones dos veces a la semana con ejercicio que consistía en caminar, hacer bicicleta, realizar ejercicios de resistencia para fortalecer los músculos y, actividad aeróbica. Asimismo tuve que volver a aprender a hablar, a moverme debido a las secuelas que me dejó el ECV. Las terapias las hice en La clínica Cardio Fitness. Además opté por fortalecer mi salud emocional. Actualmente soy guía de meditación y facilitador de Reiki en un centro holístico en Querétaro, lo cual me ha dado tranquilidad, a la vez que ofrezco la posibilidad de que más personas reduzcan sus estados de ansiedad, tan común en estas fechas", explicó Emmanuel Diaro.

Rehabilitan el corazón

La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió a la rehabilitación cardiaca como un conjunto de actividades llevadas a cabo por un equipo multidisciplinario de médicos que incluyen: un cardiólogo, un fisioterapeuta, un profesional de actividad física y un nutriólogo para que los pacientes con cardiopatías puedan integrarse a sus actividades sociales y laborales de la mejor manera posible, señala el cardiólogo Samuel Justiniano, presidente de la Sociedad Mexicana para el Cuidado del Corazón.

El también responsable del Programa Nacional de Rehabilitación Cardiaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comenta que en México, el programa se divide en tres fases: la primera es hospitalaria, la cual inicia en el área de terapia intensiva, posterior a un infarto.

En la segunda se le realiza una prueba de esfuerzo al paciente, se determina la clase de actividad física que debe realizar, se ajustan los factores de riesgo, se mide el nivel de colesterol, se controla la diabetes y la hipertensión. Es valorado por un nutriólogo y un endocrinólogo para conocer el estado del paciente a rehabilitar.

En esta etapa interviene el médico y el terapeuta físico y se realiza en un periodo de seis a ocho semanas, en las cuales el paciente hace calistenia, ergometría (bicicleta ergonómica o caminata). Gracias a ello, la persona es capaz de realizar sus actividades cotidianas, tener relaciones sexuales y el 60% de los ellos regresan a trabajar.

En la fase tres se recomienda que asistan a un grupo de autoayuda que se reúnen en el Parque de los Venados, en el Centro Médico Nacional “Siglo XXI”del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el Hospital Ángeles del Pedregal, en el Dalinde y en el Mocel, indica el doctor Justiniano.

La rehabilitación cardiaca, que ya tiene 20 años de realizarse, tiene una tasa elevada de éxito. Cerca del 80% de los pacientes se incorporan a su vida laboral, pero además, reviste un carácter preventivo de futuros infartos en los pacientes con cardiopatías que han sido rehabilitados.

El doctor Justiniano, fellow del American College of Cardiology, dice que la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC) tiene capítulos de actualización para los médicos que desean recibir capacitación continua, con el fin de iniciar esta práctica y prolongar la vida de los pacientes. 

EL DATO

80% de los pacientes que reciben rehabilitación cardiaca pueden reintegrarse a su vida cotidiana, y el 60% regresa a trabajar después de haber sufrido un infarto y seguir esta técnica

Dónde acudir:
*Centro Mexicano de Rehabilitación Cardiaca
Calle Tlaxcala 177, 4o piso consultorio 403, Col. Hipódromo Condesa
Gelati 29, cuarto piso, consultorio 406, Col. San Miguel Chapultepec

*Centro Holístico Itzayana
Tel. 442 294 85 41
www.centroolisticoitzayana
Facebook eltodofilosofiadevida

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS