Embarazo en mujeres con epilepsia, la importancia de la medicación

El control de las crisis evitará daños en la madre y el bebé, como trauma uterino o baja de la frecuencia cardiaca fetal
Embarazo en mujeres con epilepsia, la importancia de la medicación
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
09/03/2018
18:47
Redacción
Ciudad de México
-A +A

En México se calcula que existen entre 1.5 y 2 millones de personas con epilepsia, de las cuales alrededor del 20% son mujeres y algunas de ellas en algún momento de su vida desean embarazarse.

Es necesario que de la mano del médico especialista, las mujeres con epilepsia conciban una consejería preconcepcional individualizada. Alrededor de 65% de las mujeres con epilepsia logrará tener un embarazo sin mayores problemas.

Sin embargo, la doctora Elvira Castro Martínez, del Hospital General “Manuel Gea González”, explicó que no todos los embarazos son iguales, además de que hay un gran espectro de crisis de epilepsia y, por lo tanto, las necesidades de tratamiento cambiarán de acuerdo con las necesidades de cada paciente.

Algunas pacientes se van a controlar con dosis bajas de medicamentos, otras requerirán dosis más altas y otras más necesitarán prácticamente la dosis máxima tolerada, por lo que cuando una mujer con epilepsia desee embarazarse debe estudiarse cada caso según el grado de su enfermedad y su historia.

En la mayoría de los casos no hay necesidad de suspender el tratamiento de una mujer con epilepsia si ha tenido un buen control y decide embarazarse. Los riesgos de que se suspenda pueden ser un descontrol de las crisis, accidentes, estado epiléptico o incluso la muerte, destacó la especialista durante su participación en el simposio “Día Púrpura, porque la epilepsia importa”, realizado en la Facultad de Medicina de la UNAM.

Consecuencias de la crisis
En cuanto al bebé en formación, la doctora Castro señaló que son más nocivos para éste los efectos de las crisis epilépticas que los de los medicamentos.

Las consecuencias podrían ser trauma abdominal, trauma uterino o hematomas, baja de la frecuencia cardiaca fetal y retraso en el crecimiento uterino, entre otros.

“Hay que seleccionar bien el fármaco que debe tomar la paciente, porque es mucho más riesgoso el efecto de las crisis sobre la madre y el bebé, que el efecto de los medicamentos, por lo que es mejor tomarse el medicamento que mejor le controle las crisis, tomando en cuenta el tipo de epilepsia y el potencial de efectos teratogénicos”.

Algunas recomendaciones para mujeres con epilepsia que se embarazan son ser disciplinadas con la toma de medicamentos, evitar la politerapia terapéutica sino es absolutamente necesaria, pues se reducirían los efectos adversos, costos y se lograría una mejor adherencia al tratamiento.

La lactancia materna no está contraindicada en estos casos, sólo se deben tomar medidas de seguridad para evitar accidentes si es que se presenta una crisis.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS