¡Cuidado! Reprimir estornudo te puede perforar la faringe

Además se sabe que tapar un estornudo puede dañar los oídos e incluso romper un aneurisma cerebral
¡Cuidado! Reprimir estornudo te puede perforar la faringe
(FOTO: Especial)
16/01/2018
19:00
Notimex
Londres
-A +A

Las personas que reprimen un estornudo tapando la boca y la nariz pueden sufrir daños físicos graves como una perforación espontánea de la faringe, la cual es una condición inusual, pero es un riesgo sobre el que se debe estar consciente, de acuerdo con médicos británicos. En un artículo publicado en la revista BMJ Case Reports, médicos en Leicester reportan el caso de un hombre de 34 años que se rompió la faringe cuando trató de detener un estornudo fuerte, pues como la presión no tenía por dónde escapar, atravesó los tejidos blandos.

El hombre dijo haber sentido una sensación de “estallido” en el cuello cuando detuvo el estornudo y luego experimentó dolor y dificultades para hablar y pasar saliva. Cuando los médicos lo revisaron encontraron que tenía hinchazón y sensibilidad al tacto alrededor de la garganta y el cuello.

Una radiografía reveló que el aire escapaba de su tráquea hacia el tejido blando de su cuello a través de la ruptura, por lo que el paciente tuvo que ser alimentado con un tubo durante los siguientes siete días para dar tiempo a que sanaran los tejidos, posteriormente se recuperó por completo.

Se sabe que tapar un estornudo puede dañar los oídos, incluso romper un aneurisma cerebral, pero también se debe estar consciente de que podría afectar la faringe.

Debido a su presentación no específica y la falta de conciencia general, el diagnóstico y la intervención pueden retrasarse, lo que puede dar lugar a posibles complicaciones de la condición conocida como enfísema subcutáneo cervical y neumomediastino, indican los médicos.

“Detener un estornudo bloqueando las fosas nasales y la boca, es una maniobra peligrosa y se debe evitar”, aseguran los doctores del Departamento de Oído, Nariz y Garganta del Hospital Real de Leicester.

Los estornudos pueden transmitir enfermedades, por lo tanto, aunque es bueno “dejarlos salir, asegúrese de atraparlos en un pañuelo de papel”, sugieren.

Con la temporada de gripe en pleno desarrollo, se debe alentar a los niños y adultos a cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser y estornudar y luego tirar los pañuelos desechables en un recipiente y lavarse las manos para evitar la propagación de gérmenes.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS