¿Ambiente o genética? Qué influye más sobre nuestra salud

Un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer en Ontario (Canadá), analizó datos referentes a más de mil personas
¿Ambiente o genética? Qué influye más sobre nuestra salud
La comunidad científica está de acuerdo en que las personas responden de manera distinta a factores como la contaminación del aire. (FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
06/03/2018
17:51
EFE
Londres
-A +A

La exposición a factores medioambientales tiene un mayor impacto en la salud de las personas que la herencia genética, desveló hoy una investigación publicada por la revista médica británica Nature.

El estudio, liderado por Philip Awadalla del Instituto de Investigación del Cáncer en Ontario (Canadá), analizó datos referentes a más de mil personas en relación con su estado de salud, exposición a factores medioambientales, niveles de expresión genética y variaciones genéticas del genoma.

La comunidad científica está de acuerdo en que las personas responden de manera distinta a factores como la contaminación del aire dependiendo de sus antecedentes genéticos, lo que supone una variación en los niveles de riesgo a la hora de padecer diferentes patologías para personas que viven en un mismo lugar.

Artículo

2017, el año de la medicina genética

Una serie de asombrosos resultados ha renovado esperanzas de que la manipulación del ADN dejará de estar confinada a tratamientos aislados y pasará a constituir la cura de muchas enfermedades
2017, el año de la medicina genética 2017, el año de la medicina genética

Con esta investigación, el equipo de Awadalla contribuye a comprender mejor la interacción entre la exposición a factores de riesgo y la herencia genética de cada individuo, y a determinar qué elemento puede ser la causa más probable de una condición.

Los resultados evidencian que la exposición a factores como la contaminación del aire tiene un impacto mayor que la lotería genética en un perfil de expresión genética (la actividad de los genes en una célula concreta).

De esta forma, los autores han podido comprobar que la polución del aire modula la expresión genética de las funciones respiratorias y cardiacas, lo que puede llevar a enfermedades pulmonares o arteriales.

Awadalla concluye que estos resultados demuestran que el ambiente en el que se vive tiene un impacto directo sobre el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS