Ondas gravitacionales recibidas de un diminuto binario de agujero negro

Este evento fue en realidad la segunda fusión binaria de agujeros negros observada durante la segunda observación de LIGO
Ondas gravitacionales recibidas de un diminuto binario de agujero negro
(FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
17/11/2017
11:33
Madrid
-A +A

Los científicos de la colaboración LIGO-Virgo, que buscan ondas gravitacionales, han confirmado otra detección. Ocurrió en junio y procedió de dos diminutos agujeros negros a mil millones de años luz.

Apodado GW170608, el último descubrimiento tuvo como fuente la fusión de dos agujeros negros con 7 y 12 veces la masa del Sol. La fusión dejó un agujero negro final 18 veces la masa del Sol, lo que significa que la energía equivalente a alrededor de 1 masa solar se emitió como ondas gravitacionales durante la colisión.

Este evento, detectado por los dos detectores LIGO compatibles con NSF a las 02:01:16 UTC del 8 de junio de 2017, fue en realidad la segunda fusión binaria de agujeros negros observada durante la segunda observación de LIGO desde que se actualizó en un programa llamado Advanced LIGO. Pero su anuncio se retrasó debido al tiempo requerido para comprender otros dos descubrimientos: una observación desde los tres detectores LIGO-Virgo de ondas gravitatorias de otra fusión de agujeros negros binarios el 14 de agosto, y la primera detección de una fusión de estrellas de neutrones binarios en luz y ondas gravitacionales el 17 de agosto.

Un artículo que describe la observación recientemente confirmada ha sido enviado a The Astrophysical Journal Letters y está disponible para leer en el arXiv, informa LIGO en un comunicado.

GW170608 es el binario de agujero negro más pequeño que LIGO y Virgo han observado, y es uno de los primeros casos en que los agujeros negros detectados a través de ondas gravitacionales tienen masas similares a agujeros negros detectadas indirectamente a través de radiación electromagnética, como rayos X.

Este descubrimiento permitirá a los astrónomos comparar las propiedades de los agujeros negros recogidos de las observaciones de ondas gravitacionales con los de agujeros negros de similar masa que previamente solo se detectaron con estudios de rayos X, y rellena un eslabón perdido entre las dos clases de observaciones de agujeros negros.

A pesar de su tamaño relativamente diminuto, los agujeros negros de GW170608 contribuirán en gran medida al creciente campo de la "astronomía multimessenger", donde los astrónomos de ondas gravitacionales y los astrónomos electromagnéticos trabajan en conjunto para aprender más acerca de estos objetos exóticos y misteriosos.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS