Objetivo, renegociar TLCAN el 4 de mayo

México y EU quieren cerrar la modernización del acuerdo antes de renovar sus Congresos
La “ronda extraordinaria permanente” comenzó hoy, y su final se espera para dos semanas después, a principios de mayo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/04/2018
00:56
Ivette Saldaña y Víctor Sancho
-A +A

[email protected]

El próximo 4 de mayo es la nueva fecha que los tres países del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) pusieron como meta para alcanzar un acuerdo en principio, a fin de lograr la ratificación antes de que se renueven los Congresos de México y de Estados Unidos, dijeron fuentes cercanas al proceso.

Por ello, se instaló en Washington, D.C., lo que llamaron la “ronda extraordinaria permanente”, que comenzó hoy con un esperado final para dos semanas después, cerca del 5 de mayo.

La fecha de esa reunión está lista, aunque aún no hay agenda de los temas que se tratarán ni tampoco se sabe cuál será la sede de las negociaciones, de acuerdo con las fuentes que pidieron el anonimato.

Esto coincide con las declaraciones del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien aseguró el pasado 16 de abril que esperaban un principio de acuerdo a fines de abril.

Por ello, mañana habrá reunión ministerial de la canciller canadiense, Chrystia Freeland; el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario Guajardo, con el fin de lograr destrabar los temas más complejos.

El viernes pasado, Freeland y Guajardo afirmaron que los equipos técnicos continuarán el trabajo el fin de semana en reunión permanente, según las instrucciones y la dirección que se les dio en algunos temas.

El funcionario mexicano expuso: “El compromiso es volver a reunirnos aquí, el próximo martes en la mañana, retomando la reunión ministerial trilateral para entrarle a un conjunto de temas adicionales que tenemos que analizar”.

Según fuentes cercanas a la renegociación, EU mostró flexibilidad sobre reglas de origen del sector automotriz, tras retirar la propuesta de incrementar el porcentaje de contenido regional de 62.5% a 85% y dejar el plan de aumento en 75%.

Existe la versión de que los estadounidenses modificaron la propuesta de tener un sistema de solución de controversias por la que se restringirían las exportaciones de hortalizas y frutas mexicanas, con lo que se tendría un conflicto menos en la negociación, al ser de las llamadas líneas rojas que no iban a aceptar mexicanos y canadienses.

Sin embargo, aún no se sabe si Estados Unidos retiró la petición de mantener una cláusula de vigencia de cinco años del acuerdo, llamada muerte súbita. Lo que tampoco aceptan el gobierno y el sector privado mexicano.

De acuerdo con el sector privado y el propio secretario Guajardo, existe una ventana de oportunidad para concretar el acuerdo y bien pudiera darse en estas semanas, porque se espera lograr que lo ratifiquen los Congresos actuales tanto de México como de Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS