Los "no" caracterizan a EU durante revisión del tratado

Diplomático lo justifica con respeto a la soberanía, falta de empleos y déficit
Salvador Behar Lavalle, jefe negociador adjunto, y Kenneth Smith Ramos, jefe negociador técnico de México, durante un receso en la cuarta ronda. (IVETTE SALDAÑA. EL UNIVERSAL)
17/10/2017
01:48
Ivette Saldaña
​ARLINGTON, Virginia.
-A +A

[email protected]

Con la justificación de respetar la soberanía, captar más empleos y reducir el déficit comercial con México y Canadá, el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, dejó en claro los “no” de su país en al menos media docena de temas durante la cuarta ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
 

En ese caso se encuentra el argumento de Estados Unidos no admitirá esquemas de entrada temporal de personas, lo que provocó tensión y generó “un ambiente complicado”, de acuerdo con fuentes cercanas a las discusiones.

 

Además, los estadounidenses no aceptarán los mecanismos de solución de controversias del acuerdo actual, y por ello propusieron que sean opcionales para que sus contrapartes los acepten o rechacen, pero aclararon que no los usarán.

 

Además, EU no admitirá que se mantenga el esquema de conformación de paneles dentro de la Comisión de Libre Comercio para resolver diferencias comerciales, como lo marca hasta la actualidad el capítulo 20 del TLCAN, pero dijo a sus contrapartes que ellos pueden utilizarlos, porque el planteamiento es que su uso sea opcional.

 

El equipo negociador estadounidense tampoco aceptó discutir el tema de la eliminación del capítulo 19 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), relativo a la resolución de conflictos por temas de subsidios o dumping ―es decir de exportación de productos por debajo del precio real―, ya que para ellos ese capítulo no debiera existir, de acuerdo como lo detallan las fuentes consultadas.

 

En cuanto al tema de reglas de origen, la administración del presidente estadounidense Donald Trump dijo que no debe mantenerse el actual esquema para el sector automotriz, y en lugar de que solamente se exija tener 62.5% de contenido regional, sino que debiera subirse a 85%, y la mitad de ese total debe ser producido por estadounidenses.

 

Para el sector privado estadounidense, sobre todo para socios de la US Chamber of Commerce, el gobierno de Trump no los escucha, porque a pesar de que le expusieron la importancia de mantener el tratado, se mantienen propuestas proteccionistas, de acuerdo con una persona que estuvo en la reunión del domingo con el jefe negociador de EU, John Melle, y representantes de la iniciativa privada de ese país.

 

En la lista se sumaron otros temas, y respecto a la entrada temporal de personas, el gran problema es que para los estadounidenses se trata de un asunto que podría trastocar su política migratoria, la cual no están dispuestos a modificar.

 

En materia del sector textil, durante la cuarta ronda de renegociación que inició el 11 de octubre y concluye hoy, los estadounidenses reafirmaron que no aceptarán que se mantengan los TPL’s, es decir los esquemas a través de los cuales se permite el uso de insumos del exterior al no haber producción regional de ellos. La idea es contar con una lista muy reducida de productos que sí podrían incorporarse al no ser fabricados en Norteamérica.

 

De acuerdo con fuentes ligadas a la renegociación, mientras Canadá y México estipularon que se mantendrán en el proceso, los estadounidenses no lo han hecho, aunque establecieron que lo mejor será que el acuerdo comercial tenga una vigencia de cinco años, que se extienda solamente si los socios así lo piden, planteamiento que generó un “ambiente complicado”.

 

En tanto, en medio de tensiones por las propuestas “disruptivas” que ya hizo realidad Estados Unidos, ayer se llevó a cabo una cena entre la canciller canadiense, Chrystia Freeland; el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, y Robert Lighthizer.

 

Se espera que este martes se desarrollen las reuniones bilaterales México-Canadá, Canadá-EU y EU-México, y que alrededor de las 3 de la tarde se realice el mensaje ministerial a cargo de los tres Freeland, Guajardo y Lighthizer.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS