Heineken analiza más inversiones en México

La cervecera ve posible abrir su octava planta dentro del país; descarta afectación sin TLCAN; “bueno pensar en modernizarlo”
Dolf van den Brink CEO de Heineken México (EMILIO VÁZQUEZ. EL UNIVERSAL)
04/09/2017
01:23
Miguel Pallares / Enviado
MONTERREY, Nuevo León.
-A +A

[email protected]

Aunque el director general de Heineken en México, Dolf van den Brink, luce un look relajado, sin corbata y con pantalones jeans, su visión sobre la empresa y el negocio es clara: apuesta por continuar su expansión.

En el comedor de las instalaciones de su planta en Monterrey, variedades y marcas de la multinacional adornan una pared.

Ahí, el ejecutivo de origen holandés deja abierta la posibilidad de traer una octava planta productiva a México; también confirma que mantiene su objetivo de duplicar sus inversiones en el país y destaca que éste es uno de los mejores años para la industria cervecera en la historia.

Van den Brink, quien también fue presidente de Heineken USA, aseguró que 90% de su negocio en México es para el mercado local, por lo tanto no ve implicaciones para la operación mexicana con un posible fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); sin embargo, quisiera una renovación aceptable.

¿El CEO de Heineken toma cerveza? ¿cada cuándo?

—Sí, amo tomar un poco de cerveza, no necesariamente diario, pero seguro al anochecer y durante los fines de semana. Una Heineken, Bohemia o Tecate Light fría.

¿Ha tenido alguna borrachera?

—No. Realmente creo que la cerveza es una bebida segura y de moderación, y de hecho es mucho más divertido consumir con moderación.

¿Prevé en algún momento quitarle el liderazgo en el mercado a Grupo Modelo en México?

—Tal vez sí, tal vez no. No es nuestro primer motivador.

La razón por la que Heineken de manera global ha invertido en México, de la manera como lo ha hecho, desde la adquisición de Cuauhtémoc Moctezuma en 2010, es porque creemos en el potencial de México.

Si tu miras el tamaño del país, el crecimiento demográfico, el potencial del consumo per cápita, creemos que todavía existe un amplio potencial de crecimiento para todo el mercado. Esa es la primera razón por la que tenemos una expectativa optimista y operamos en México.

Pero, ¿usted lo quiere lograr?

—Sí, Heineken globalmente es una compañía que le gusta ganar en los mercados en donde tiene presencia, por supuesto que tratamos de ser competitivos tanto como podemos, así que así lo haremos en México.

Pero lo más importante es que no puedes obsesionarte con eso, creemos que debemos construir un negocio para el largo plazo y asegurarnos que acrecentaremos el mercado cervecero, eso es realmente lo importante, cuando tu ves que en
los últimos dos o tres años en México
el mercado está creciendo
muy rápido.

¿Cuáles son sus tres principales prioridades al dirigir Heineken?

—Primero, queremos ser relevante siempre para nuestros consumidores, así que somos primero una compañía de marketing, nos aseguramos que nuestras marcas, portafolio y las innovaciones respondan a las necesidades del consumidor.

Segundo, con el crecimiento del mercado debemos estar listos en el mediano y largo plazos, así que estamos siendo muy agresivos en nuestro programa de inversión en capacidad de producción, por ejemplo, tenemos una nueva cervecería en Meoqui, Chihuahua.

En tercer lugar, pero no menos importante, creemos que existe una gran oportunidad para aumentar nuestro trabajo de responsabilidad social en México. Que va desde la sustentabilidad ambiental, uso de agua, energías renovables, hasta un ejemplo con campañas sobre la violencia de género como la campaña con Tecate.

Podría agregar un cuarto que es nuestro talento local. Somos
una compañía que ofrecemos 16 mil empleos, vemos amplia oportunidad para contratar más gente,
pero también cada vez más talento mexicano trabaja para Heineken a escala global.

Con la planta de Meoqui, ¿se frenan las inversiones en nuevas plantas o seguirán?

—La última vez que nosotros construimos una gran cervecería fue en 1992 en Navojoa, Sonora, así que no construimos una nueva cervecería cada año.

Meoqui es una inversión realmente importante, pero hay inversiones que nosotros estamos haciendo no sólo en Meoqui, estamos invirtiendo en extensiones de nuevas cervecerías, centros de distribución, ampliación en logística, nuevas líneas de empaque. De hecho estamos doblando el nivel de nuestras inversiones para los próximos cinco años comparado con el mismo periodo del año anterior.

¿Podría venir una nueva planta?

—Empezamos con Meoqui, fue una inversión de 400 millones de dólares y estará abierta el próximo año (2018). Lo relevante con Meoqui es que estamos tratando de que sea la cervecería más sustentable a escala mundial, así que trabajará completamente con energía renovable, tendrá uno de los consumos más bajos de agua en el mundo, tendrá celdas solares y será un gran proyecto.

Entonces, ¿una octava planta sería posible?

—Sí, puede ser, pero en el momento no tenemos un plan específico.

¿Les puede afectar que finalice el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)? ¿le preocupa como directivo?

—Pienso que es importante para México y si México está bien, nosotros también. Así que en nuestro interés está en que se puede tener un arreglo aceptable para renovar el tratado.

¿Se vería afectado en exportaciones?, ¿les afecta si se imponen aranceles?

—Cerca de 90% de nuestro negocio es doméstico, pero más allá de esto lo más importante es que la salud de la economía mexicana.

Nosotros exportamos al resto
del mundo, también a Estados Unidos, y de ahí el interés por continuar con una saludable relación comercial y de negocios entre Estados Unidos y México.

¿Cómo le fue a la empresa en ventas, crecimiento y lanzamientos en la primera mitad de 2017?

—En nuestros resultados trimestrales anunciamos un crecimiento de un dígito alto, lo cual es extraordinario. Para un mercado de este tamaño, un incremento en volumen de un dígito alto es muy relevante, así que justo ahora tenemos uno de nuestros mejores años en la historia reciente de la compañía.

¿Qué cosas más le preocupan en el mercado mexicano?

—Una es asegurarnos de mantener el abasto para los consumidores, porque este tipo de crecimiento necesita estar seguro de satisfacer la demanda, eso es importante. Otra cosa interesante es la diversidad y la inclusión, típicamente encuentro en México que todavía hay muchas oportunidades en la proporción de las mujeres dentro del ámbito laboral y dentro de posiciones de liderazgo.

También nuestra participación de mercado no es la misma en diferentes partes del país. Hay regiones donde realmente necesitamos invertir para crecer más, son parte de las prioridades.

¿Dos tendencias qué vea en el mercado cervecera nacional e internacional que aumenten el consumo de la cerveza?

—Cuando Heineken llegó a México en 2010 con Cuauhtémoc Moctezuma y ABI en 2013 con Grupo Modelo, el nivel de inversiones en el mercado aumentó. Ahora la industria es mucho más dinámica y con mucho más crecimiento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS