¿Son los millennials la generación del desempleo?

Si consideramos que la Población Económicamente Activa (PEA) en México es de 51 millones, los jóvenes representan 20% de esta
Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
13/10/2017
01:53
Armando Puebla
-A +A

Cuando se habla de millennials se hace referencia a los jóvenes nacidos entre los años de 1980 y el año 2000. Es decir, los que actualmente tienen entre 17 y 37 años de edad. Se les ha caracterizado por su fuerte apego a las redes sociales y a la tecnología.

En México, de acuerdo con cifras del Inegi del segundo semestre del año pasado, de los 21.5 millones de jóvenes entre 15 y 24 años, la mitad no asiste a la escuela por dedicarse al hogar. Su inserción al mercado laboral no ha sido fácil ya que se les considera en algunos casos población subocupada y tiene que ver con su nivel de escolaridad.

Datos sobre el empleo indican que las tasas más altas de ocupación las tienen aquellos que tienen secundaria completa (35%), le siguen los que tienen educación media superior y superior con 25% (matrícula escolar por nivel educativo según sexo, ciclos escolares 2012/2013, 2013/2014 y 2014/2015).

Ahora bien, si consideramos que la Población Económicamente Activa (PEA) en México es de 51 millones, los jóvenes representan 20% de esta y, de dicho porcentaje, 90% está en condición de ocupación. De los 21.5 millones, 12 millones son inactivos, de ellos, 9 millones, es decir 80%, son no disponibles. La explicación es que 70% acude a la escuela y casi 100% se dedica a actividades del hogar.

De los jóvenes ocupados, 77.4% se desempeña en un trabajo subordinado remunerado, 15% como auxiliares y el resto trabajan de manera independiente. Por actividades económicas, 42% trabaja en el sector servicios, le sigue el comercio con 20%, la industria con 16% y el resto en el sector primario.

Es importante también destacar que los milenios de 20 y 24 años de edad representan 6.4 % de los profesionistas ocupados, mientras que los jóvenes millennials de 25 a 34 años de edad representan 35.4%.

Esto significa que los jóvenes profesionistas que trabajan y tienen entre 20 y 34 años de edad, constituyen 41.8% de todos los profesionistas ocupados (Observatorio Laboral, Resumen Ejecutivo Anual 2013-2014).

En cuanto al nivel de ingresos percibidos se puede observar que está relacionado con su grado de preparación. En términos de ingresos mensuales promedio, según el Inegi alguien que tiene bachillerato gana 6 mil 208 pesos; un egresado de la universidad 10 mil 855 y de posgrado 18 mil 232 pesos.

A nivel profesional depende de la carrera elegida. Son las carreras tradicionales las que más presionan a la baja los ingresos, tal es el caso de Medicina, cuyo sueldo promedio mensual es de 13 mil 312 con una población ocupada de 290 mil médicos. Y en el otro extremo tenemos minería y extracción con 9 mil ocupados y un sueldo mensual de 23 mil pesos.

Sin embargo, no todo es optimismo. Recordemos que tenemos una parte de la población joven que no trabaja ni estudia, es decir, los ninis. En el segundo semestre del año pasado había 7 millones 239 mil 579 ninis. Para estos jóvenes, la situación se complica a medida que se tiene más estudio ya que las tasas de ocupación son más altas. Con primaria es de 18.8%, con secundaria de 34% y con preparatoria y universidad de 35%. Además, la tasa de desocupación es de 5.3% a nivel bachillerato y de 5% a nivel licenciatura, según Inegi.

Desde el punto de vista del gasto en educación se observa que a medida que se tienen más estudios, el costo se incrementa considerablemente. Por alumno, el gasto en bachillerato se estima en 33 mil 500 pesos, profesional técnico en 23 mil 500 y a nivel superior en 75 mil pesos. Sucede lo contrario con la tasa de eficiencia terminal. En primaria es de 95%, secundaria de 80%, bachillerato de 65%.

Para atender esta situación y que más jóvenes millennials se integren al mercado laboral desde hace algunos años muchas universidades han adoptado diversas modalidades como licenciaturas cuatrimestrales, de fines de semana, de tipo ejecutivo. Sumado al esquema tradicional de disminuir su carga académica al final de su licenciatura, aplicando horarios flexibles o compactando materias.

Adicional a esto hay que recordar que las universidades particulares también aplican medidas para retener y atraer estudiantes, tales como ofrecer becas de tipo deportivo, artístico y, por supuesto, académico. No olvidemos que 20% de los profesionistas hoy en día se ocupan de actividades no relacionadas con sus estudios.
 

Académico de la UVM Campus Lomas Verdes

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios