Industria "fintech" trae desafíos al sector financiero, advierte BM

Ve en anonimato y las criptomonedas posibilidad de facilitar transferencias ilícitas
La velocidad y el alcance global del sistema de las criptomonedas pueden hacer transferencias ilícitas más fáciles, alerta el Banco Mundial en su estudio (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/11/2017
01:32
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

A pesar de su potencial, la industria fintech también puede traer nuevos desafíos al sistema financiero, advirtió el Banco Mundial (BM) en un nuevo reporte que dio a conocer ayer.

En el Informe Sobre el Desarrollo Financiero Mundial 2017-2018: Bancos sin Fronteras, mencionó como principales vulnerabilidades de estas nuevas prácticas financieras digitales, la falta de redes de seguridad en sus modelos de negocio, el uso indebido de datos personales, dificultades para identificar clientes y fraude electrónico, así como lavado de dinero.

Al dar a conocer el nuevo reporte en el cual, pone de relieve que las crecientes restricciones impuestas tras la crisis de 2007-2009 a los bancos internacionales que operan en países en desarrollo están obstaculizando las perspectivas de crecimiento al limitar el flujo de financiamiento que necesitan las empresas y los hogares, incluyó un texto especial como área de enfoque con el tema sobre el ascenso de las fintech.

Con respecto a los pagos, señaló que el anonimato, la velocidad y el alcance global del sistema de las criptomonedas, puede hacer transferencias ilícitas más fáciles.

Un ejemplo de esto era “Silkroad”, un comercio electrónico anónimo, en cuya plataforma permitía a clientes comprar y vender productos, incluidos ilegales, tales como drogas y armas de fuego, mediante el uso de Tor, un anónimo navegador, y bitcoin, un anónimo forma de pago, destacó.

Alertó que las plataformas de préstamo conocidas como “peer-to-peer”, que actúan como intermediarios entre prestatarios e inversores, no soportan el riesgo de esos préstamos en sus balances porque confían en nuevas transacciones para obtener ganancias, y su financiación podría evaporarse durante una recesión.

Otra fuente de preocupación que se incluye en el reporte es que la regulación financiera sigue siendo específica de la región y fragmentada, en un contexto en el cual muchas firmas fintech trabajan globalmente y ofrecen productos digitales difíciles de contener dentro de las fronteras de una economía en particular.

Regulación y monitoreo. Ante estos nuevos retos, el BM consideró como clave la regulación y el monitoreo del desarrollo de una industria que está creciendo rápidamente.

Pero advirtió que regulaciones redundantes e ineficientes podrían obstaculizar el potencial de las fintech para promover desarrollo financiero general.

Hizo ver que si bien los datos sobre las fintech son escasos, había al menos 4 mil empresas activas en 2015; y más de una docena de ellas fueron valoradas en más de mil millones de dólares, señala el BM.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS