Defienden beneficios de alimentos procesados

El uso de este tipo de productos atiende la necesidad de millones y reduce el desperdicio, asegura experta de Hablemos Claro
20/04/2018
01:37
Miguel Pallares
-A +A


[email protected]

La creencia de que los alimentos procesados son dañinos para la salud es una idea persistente en la sociedad mexicana; sin embargo, el procesamiento de bienes no es algo nuevo e incluso tiene beneficios, aseguró el grupo académico Hablemos Claro.

“No podemos negar que contar con alimentos procesados es fundamental, porque gracias a ello se ha logrado atender la necesidad alimentaria de millones de personas en el mundo, además de reducir el desperdicio de alimentos”, dijo Ruth Pedroza, coordinadora del organismo.

La especialista destacó que los alimentos procesados han estado presentes a lo largo de la historia, incluso desde la elaboración del pan hace miles de años, cuando se utilizó la fermentación, el secado y la conservación con sal para su producción.

“La humanidad ha tenido contacto con los alimentos procesados desde tiempos remotos y hoy en día, con los avances científicos, estas técnicas han evolucionado con el fin de asegurar un suministro de alimentos suficiente y seguro para la creciente población mundial y el estilo de vida que llevamos en las ciudades”, explicó.

Debido a la organización de las ciudades, la migración de poblaciones rurales y la globalización, los sistemas de producción de alimentos deben enfrentar nuevos retos, añadió.

“A pesar de los grandes avances, el hambre aún es un desafío cotidiano para 815 millones de personas en el mundo, equivalente al 11% de la población global, por lo que se requiere de alimentos baratos, nutritivos y de fácil conservación y traslado”, dijo.

En cuanto a los nutrimentos y beneficios de este este tipo de productos en la dieta, Pedroza dijo que hay algunos enriquecidos con vitaminas y minerales que evitan deficiencias nutrimentales de los consumidores.

“Las frutas procesadas, es decir, aquellas congeladas, enlatadas o deshidratadas en el supermercado, dan fibra y vitaminas, no hay por qué tener miedo en consumirlas”, afirmó.

Otra de las ventajas de este tipo de alimentos es el etiquetado que permite conocer aportes nutrimentales y, con base en ello, equilibrar la dieta. “La educación alimentaria en México es escasa y esa herramienta útil no se comprende del todo”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS