"Crecer a tasas de 5%, deuda del gobierno"

Expansión, si atacan corrupción y se realiza mejor gasto, asegura; en 2018, presiones por comicios, TLCAN y cambio fiscal en EU, dice el nuevo presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Fernando López Macari
Presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Fernando López Macari. Foto: CORTESÍA
08/01/2018
01:57
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

El candidato ganador de las elecciones presidenciales tendrá como principal reto hacer crecer a la economía a un ritmo de 5%, no sólo con el impulso de las reformas estructurales, sino atacando la corrupción, hacer valer el Estado de derecho y con un gasto público de mayor calidad.

Así lo plantea el nuevo presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Fernando López Macari, en entrevista con EL UNIVERSAL, en la que habla sobre las perspectivas para este año que inicia y los retos de final de sexenio, así como de los compromisos que debe asumir quien gane las próximas elecciones presidenciales.

De entrada dice que el instituto evaluará las propuestas de todos los aspirantes a la presidencia del país para ver su impacto sobre la economía en general y en especial sobre las familias mexicanas.

“Estar atentos al proceso electoral e informar a la comunidad financiera sobre el entorno económico nacional serán dos de las tareas más relevantes para el IMEF en este año, y para ello es indispensable esperar los tiempos políticos y que el calendario electoral continúe desarrollándose y pase de las precampañas a las campañas, para así llegar a etapa de propuestas de los candidatos aspirantes a gobernar el país”, expone.

Será ese momento cuando el IMEF participe activamente en la evaluación de las propuestas económicas y financieras de los candidatos con el afán de informar a la comunidad financiera y de negocios sobre sus consecuencias en la economía mexicana y en particular de su efecto en el bolsillo de los mexicanos.

Como parte de su plan de trabajo, adelanta que integrarán una agenda económica-financiera, que presentarán a quienes aspiran a gobernar a México, sus entidades estatales y las cámaras de diputados y senadores.

Fernando López Macari es un contador público originario de Mérida, Yucatán con estudios en administración estratégica de Negocios por la Universidad de Boston.

Se trata del primer presidente del IMEF que además de dedicarse a
las finanzas corporativas, complementa su quehacer profesional como coach en desarrollo de liderazgo e inteligencia emocional, pues cuenta con un certificado por la firma internacional MHS Inc.

Dirige el Grupo Esfera, el cual provee de servicios profesionales en administración y finanzas y da conferencias de estrategia financiera, liderazgo y de inteligencia emocional.

Durante sus 10 años como integrante del IMEF ha ocupado la presidencia del grupo en Yucatán entre otras responsabilidades al interior del
instituto, y hoy es el nuevo presidente de los ejecutivos de finanzas a escala nacional.

Crecimiento inercial

De cara al cierre de sexenio, Fernando López destaca que la economía mexicana necesita elevar potencialmente su tasa de crecimiento, porque hasta ahora ha sido inercial.

En el presente sexenio el Producto Interno Bruto (PIB) ha crecido a tasas que van de 1.36%, registrada en 2013, hasta 2.1%, expansión estimada por el IMEF para 2017, pondera. Señala que en la actual administración la economía registrará un avance un poco
por arriba de 2%, es decir, lejos de 5% como se había prometido.

“Como todos sabemos, en 2018 elegiremos el rumbo futuro de nuestra nación y es nuestro deber como ciudadanos, como líderes de opinión y como financieros participar, proponer, exigir, demandar y vigilar que quien aspire a gobernar el país integre a sus propuestas las acciones necesarias para sentar las bases que permitan abatir la corrupción, fortalecer el Estado de derecho y continuar con la implementación de las reformas estructurales que se concretaron en esta administración federal”.

Reconoce que si bien es una realidad que México continúa avanzado en materia económica debido a la disciplina financiera que han impuesto las últimas administraciones federales, también es cierto que requiere incrementar su tasa anual del PIB por arriba de 5%,
lo cual no será posible concretar al cierre de la actual administración federal.

Por ello, considera que se debe continuar con la implementación de las reformas estructurales aprobadas, en particular la energética y de telecomunicaciones, complementándose con la tan anhelada reforma fiscal integral que logre aumentar la base de contribuyentes y estimule las inversiones, además de una exitosa implementación de los sistemas anticorrupción (federal y estatal) e incrementar la calidad del gasto público.

Visión IMEF

Respecto a la visión del IMEF del estado que guarda la economía en comparación a la situación que prevaleció en 2017, considera que nos veremos sometidos a presiones por las elecciones federales, por el tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos.

Para 2018 están estimando una tasa de crecimiento alrededor de 2.4%, con una inflación de 3.9% y tasas de interés de 7%.

“En nuestra visión, en estos momentos la economía mexicana se ve influenciada por los riesgos que pudieran provocar la posibilidad de un desventajoso arreglo del TLCAN y el nerviosismo relacionado con las elecciones federales de 2018, así como la reciente aprobación de la reforma tributaria en Estados Unidos y los efectos que puede provocar en la atracción de inversión extranjera en México”, detalló.

Asegura que los cambios fiscales en Estados Unidos tendrán un efecto en la economía mexicana, por ello reitera lo que el IMEF ha estado proponiendo desde antes: que México analice a fondo la posibilidad de disminuir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para las empresas y generalizar el IVA, además de disminuirlo de 16% a 15%, esto para compensar el efecto en la recaudación fiscal del país.

Fuente de desarrollo

En ese contexto, dice que los ejecutivos de finanzas mexicanos hacen un exhorto a elevar la calidad del gasto público para convertirlo en fuente de desarrollo económico y no en preocupación por la debilidad de las finanzas públicas.

También considera que México requiere mejorar su productividad, desarrollando ventajas competitivas de largo plazo, adicionales a los bajos costos laborales.

Como parte de su plan de trabajo, se compromete a sustentar con datos duros las opiniones del IMEF, de manera que sirvan de referencia y ejemplo de imparcialidad, profesionalismo y equidad en la sociedad.

El nuevo presidente de los ejecutivos de finanzas comenta que su plan de trabajo estará sustentado en cuatro ejes centrales: participación, contenido, comunicación y valor.

Lo anterior con el fin de tener una activa presencia en un año en el que se enfrentarán retos clave para el futuro del país.

Para lo cual considera que los ejecutivos de finanzas deben estar preparados en el campo intelectual como en el técnico, por lo que en su gestión brindarán programas de excelencia y desarrollo profesional, así como intercambio de conocimiento.

Al mismo tiempo, estimularán el estudio y la investigación en el campo de las finanzas que influyan en la administración de las entidades y de las empresas, promoviendo y facilitando la aplicación de los conceptos y técnicas más avanzados dentro del área financiera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS