Valentín Diez Morodo. El diablo está en los detalles

FOTO: ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL
20/03/2018
01:27
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La pasión y el mejor hobby de Valentín Diez Morodo es el futbol. Un deporte que le gustó desde niño, y aunque ahora tiene más responsabilidad por ser el dueño de los Diablos Rojos del Toluca, no lo ve como un trabajo.

Deja en claro que una cosa son los negocios y otra el futbol, “eso es de hobby. Sigo con mucho gusto y por una tradición, porque mi padre —ya fallecido— se hizo cargo del Toluca desde hace 59 años. Él murió hace 17 años, en 2000, y me ha tocado en estos últimos años liderarlo”, explica.

En esos años, el Toluca logró colocarse entre los tres primeros equipos más triunfadores por número de campeonatos.

En la lista están Guadalajara y América, con 12, y el Toluca con 10, logro que Diez Morodo ha visto desde el palco que tiene en el estadio, recientemente remodelado.

Desde estudiante fue un hombre que sobresalió, porque en la Universidad Iberoa mericana obtuvo el título de Administración de Empresas con la Mención Cum Laude. Además, cursó postgrados enmercadotecnia, ventas y administración personal en la Universidad de Michigan.

En sus 77 años de vida, Diez Morodo ha recibido condecoraciones, medallas de honor, premios al mejor empresario, entre otras preseas. Por ejemplo, en Bélgica se le dio la condecoración “Orden de la Corona”, y en España la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica que le otorgó el Rey Juan Carlos I, o la Medalla de Plata que le otorgó el gobierno del principado de Asturias.

Acumula también preseas nacionales, como la “Medalla al Mérito en el Comercio Exterior”, el “Exportador del Año de 1993”, y la “Medalla al Mérito Empresarial”.

Su trayectoria como hombre de negocios ―de acuerdo con la revista Expansión asesora a empresas que representan 3.4% del PIB― lo ha llevado a conocer a presidentes de México, América Latina, así como a los Reyes de España, hechos que atestiguan las fotografías que adornan su gran despacho.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS