Tras 6 meses, ICA termina su concurso mercantil

Juez en Materia Civil da por aprobado convenio con acreedores de la empresa; junto con cuatro filiales, la compañía dejó de estar en situación de insolvencia
El concurso mercantil de ICA se solicitó en convenio con la mayoría de sus acreedores, y gracias a ello se pudo resolver en poco tiempo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
03/03/2018
01:23
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La constructora mexicana ICA concluyó en menos de un año su concurso mercantil. El juzgado 12 en Materia Civil de la Ciudad de México dio por terminado el proceso concursal, aprobando el convenio con acreedores de Empresas ICA y sus cuatro filiales, por lo que dejan de estar en situación de insolvencia.

“Se da por terminado el estado de concurso de la concursada, así como el procedimiento concursal a que este expediente se refiere, y como consecuencia, cesan en sus funciones los órganos del concurso mercantil”, indicó el juzgado.

El convenio aprobado obliga a los acreedores reconocidos y se ordena al conciliador cancelar las inscripciones registrales realizadas con motivo de la sentencia de declaración de concurso mercantil.

Las cuatro subsidiarias de ICA que también salen del concurso mercantil son Controladora de Operaciones de Infraestructura (Conoisa), Constructoras ICA (Cicasa), Controladora de Empresas de Vivienda (Conevisa) e ICA Tenedora (Icaten), las cuales reconocieron pasivos por 64 mil 163 millones 179 mil 25 pesos.

El monto anterior incluía créditos garantizados, comunes, subordinados, así como los bonos que se emitieron en dólares.

El plan de reestructura de ICA era lograr una quita de 90.90% de los acreedores comunes a cambio de acciones en Icaten.

El 25 de agosto de 2017, ICA solicitó su registro de concurso mercantil mediante un acuerdo con acreedores.

Los créditos reconocidos de la constructora serían reestructurados, capitalizados, liquidados y/o pagados, según los términos y condiciones del plan de reestructura.

Los principales acreedores reconocidos de ICA son el fondo de inversiones Fintech, Casaflex, Industria del Hierro, Construcciones y Trituraciones y créditos entre empresas de ICA.

“Todos los créditos comunes, incluyendo los inherentes a los bonos, los créditos de proveedores no indispensables, los créditos quirografarios, los saldos de los créditos con garantía real o de los créditos con privilegio especial que no alcancen a ser cubiertos con los bienes que los garantizan y los créditos comunes de cualquier naturaleza que se identifiquen con tal categoría en la sentencia de reconocimiento. O que resulten de impugnaciones a la sentencia y sean reconocidos con dicho grado asumirán una quita de 90.90% del monto reconocido a través de la sentencia de reconocimiento”, indicó ICA en el plan de reestructura.

El saldo resultante después de la quita sería pagado mediante dación o capitalizado en términos de dicho plan.

La deuda de Fintech se convertiría a 40% del capital de la empresa, por lo que posterior a su conversión de deuda por acciones, la estructura de ICA quedaría de la siguiente manera: Empresas ICA con 0.01%; los dueños de los bonos con 39.99%; los acreedores comunes, 11.28%; la reserva de acciones en tesorería, 2.72%, y los directivos con 6% de la empresa.

El concurso mercantil de ICA se solicitó en convenio con la mayoría de sus acreedores, y gracias a ello se pudo resolver en poco tiempo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS