Sector automotriz enfrenta pérdidas por asaltos a trenes

AMIA elabora un reporte para cuantificar las afectaciones
Tren de carga descarrilado en Veracruz en diciembre pasado (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
30/05/2018
05:10
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) está calculando las pérdidas que representan para el sector los bloqueos, descarrilamiento y la vandalización de los ferrocarriles.

Sin dar un monto exacto, Eduardo Solís, presidente del organismo, dijo que se trata de pérdidas millonarias en dólares.

“En los próximos días estaremos dando cifras, el recuento de daños, pero son pérdidas millonarias en dólares las que podremos reportar”, indicó.

“Se vandalizan los vehículos, baterías, radios, espejos, cables, llantas, de tal manera que hacen que esos vehículos queden inservibles”.

Los estados donde ocurren estos actos delictivos son principalmente Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Puebla, Veracruz, Coahuila y Nuevo León.

AMIA indicó que no sólo se trata de vehículos destinados a la exportación, sino también de autopartes que se exportan a las armadoras en Estados Unidos.

“Eso afecta la cadena de suministro dejando a México y a su imagen en el suelo, porque somos proveedores de la industria en Estados Unidos”, apuntó Solís.

La industria automotriz está trabajando con las secretarías de Economía, de Gobernación y la Policía Federal para que se intensifique la labor de vigilancia y se establezcan protocolos de seguridad para disminuir las incidencias.

Solís recordó que como consecuencia del robo a madrinas hace cuatro años en la ruta del Estado de México y Puebla hacia Veracruz, se establecieron protocolos de seguridad para reducir el problema, el cual se resolvió.

Sin embargo, a mediados del año pasado, otra vez en la ruta hacia Veracruz se intensificaron robos a ferrocarril, ahora también en los estados de Guanajuato y Querétaro.

La industria automotriz mueve más de 70% de su producción vía ferrocarril.

Los protocolos de seguridad pueden ir desde evitar que los trenes paren en determinados puntos, acompañar los envíos o pensar en candados más sofisticados de la mano con las autoridades.

AMIA aclaró que los robos de autopartes en los trenes están asegurados, pero comentó que si las armadoras tienen que enviar los vehículos o las autopartes por carretera para evitar los bloqueos y asaltos, esto incrementa los costos de operación de las compañías.

En el primer trimestre del año, los asaltos a trenes de carga alcanzaron su nivel más alto, al registrarse 852 robos y 2 mil 519 actos vandálicos, según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Grupo México Transportes, operador de Ferromex y Ferrosur, informó que los mil 986 ataques a ferrocarriles y vías férreas que se registran anualmente generan pérdidas en ventas por 280 millones de pesos; 41 millones en sustracción de bienes; 175 millones en reparación de vías, locomotoras y carros; así como mil 200 millones de pesos en seguridad privada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS