SAT no debe politizarse, dice Aristóteles Núñez, ex jefe del órgano recaudador de impuestos

Considera que el caso de la empresa fantasma relacionada con el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, llama la atención porque en política no hay cosas extrañas y coincide con el proceso electoral
SAT no debe politizarse, dice Aristóteles Núñez, ex jefe del órgano recaudador de impuestos
Aristóteles Núñez, ex jefe del SAT. Foto: Aristóteles Núñez
27/02/2018
14:01
Leonor Flores
Ciudad de México
-A +A

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) debe mantenerse ajeno a los vaivenes políticos, porque de lo contrario perderá credibilidad y, por ende, recaudación de impuestos, advirtió el ex jefe del organismo, Aristóteles Núñez.

“Lo que no debe hacer una institución como el SAT es politizarse, creo que ha sido un problema, y se ha politizado con otras instituciones.

"Y el SAT no puede hacer eso porque representa todo un esfuerzo de recaudación donde están pagando los impuestos los ciudadanos; en el momento en que esa institución pierda credibilidad, empieza a perder recaudación", dijo en entrevista, en el marco de la presentación del estudio sobre la arquitectura del Ramo 23.

Consideró que el caso de la empresa fantasma relacionada con el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, llama la atención porque en política no hay cosas extrañas y coincide con el proceso electoral.

Pero aseguró que no se está politizando porque el asunto viene de hace seis meses.

El exfuncionario afirmó que durante su gestión como jefe del SAT no existía todavía ésta investigación.

Sostuvo que nunca recibió una llamada o consigna para trabajar un tema con fines políticos.

HAY DISCRECIONALIDAD

Por su parte la coordinadora de gasto público de México Evalúa, Mariana Campos, afirmó que los recursos transferidos a estados y municipios por medio del Ramo 23 no solo ha crecido cada año, sino también la discrecionalidad.

Al presentar un estudio sobre el tema, detalló que entre 2013 y 2017, el gasto en dicho ramos fue 14 veces más de lo aprobado.

Durante ese período la Cámara de Diputados, avaló recursos por 22 mil millones de pesos, y se reportó un gasto de 318 mil millones de pesos.

Explicó que el Ramo 23 está integrado por los programas regionales, para contingencias económicas y fortalecimiento financiero.

Pero no cuentan con reglas de operación y en su mayoría no fueron autorizados en el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación del año correspondiente.

“Su asignación se hace sin contrapesos y queda a criterio exclusivo de la Secretaría de Hacienda sobre cuánto se gasta, a quién se le da, por qué, cuánto y cuándo”, acusó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS