Porcicultores buscan igualar condiciones

Para los productores de carne de cerdo en México, las mesas de renegociación del principal acuerdo comercial del país abren la posibilidad de exigir las mismas normas
Productores porcícolas afirman ser los grandes perdedores del TLCAN (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/08/2017
02:27
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Ante el inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el sector porcícola del país exige igualar las condiciones de mercado con Estados Unidos, con una homologación de normas y aumento de las exportaciones mexicanas.

“Para nosotros es ficticio que el sector ganador ha sido el sector agropecuario. Posiblemente sí, si hablamos de cerveza, tequila, tomate, berries, aguacates, pero en el caso de los productos esenciales para la nutrición del consumidor, como es leche y carne, de proteína animal, somos los grandes perdedores”, dice el presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, José Luis Caram.

Para los productores de carne de cerdo en México, las mesas de renegociación del principal acuerdo comercial del país abren la posibilidad de exigir las mismas normas en el mercado nacional que solicitan los estadounidenses, como etiquetado, identificación de producto y tipo de corte, entre otras.

La confederación explica que el gobierno mexicano ha facilitado la entrada de carne de cerdo proveniente de Estados Unidos, donde además de una inundación del mercado nacional de pierna de origen estadounidense también se introduce producto que no es identificado para consumo humano y que puede dirigirse a alimento para mascotas y encontrarse en embutidos.

“Si quieres una zona de comercio real en América del Norte, lo primero que tenemos que hacer es estandarizar las normas. Si ellos en su mercado interno establecen normas de identificación individual, esas deberían aplicar también para la exportación”, dice el director general del organismo, Alejandro Ramírez.

“México lo que ha hecho es agilizar las importaciones y cada día se han reducido los criterios de inspección en la frontera”, expone.

Los directivos explican que actualmente México importa 40% de su consumo anual de carne de cerdo. En 2016, en el mercado nacional se produjeron poco más de un millón 400 mil toneladas. La ingesta en el país se calcula en 2 millones 100 mil toneladas, de modo que se adquirieron a Estados Unidos más de 800 mil toneladas de productos porcícolas.

“Necesitamos equilibrar esa balanza. Sabemos que hay sectores ganadores y qué bueno, pero creemos que todos los sectores tienen derecho a serlo también. No podemos tener un sector que sea perdedor. En la renegociación queremos una oportunidad para el sector porcícola, que nos deje en una mejor posición”, dice el organismo.

Ante las actuales condiciones, el sector porcícola mexicano enfrenta un déficit de mil 500 millones de dólares con Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS