Piden no ceder a presiones políticas

16/08/2017
02:25
Inder Bugarin / Corresponsal
Los Ángeles
-A +A

[email protected]

La Cámara de Comercio del Área de Los Ángeles, advierte que renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) bajo presión política y respondiendo a intereses electorales generará desempleo, incrementará los precios al consumidor y provocará una drástica caída del crecimiento económico.

“Espero que los negociadores tengan la cordura de no ver los tiempos políticos y hacer la negociación como tiene que ser.

“Deben tomarse el tiempo que sea y no considerar las presiones políticas que puedan venir de cualquiera de los tres países; de lo contrario se cometería un gran error, pueden sacrificar mucho”, alerta Carlos Valderrama, presidente para Iniciativas Globales de la Cámara de Comercio de Los Ángeles.

Las pláticas para la modernización del TLCAN inician hoy y está previsto que se extiendan sólo seis meses; el objetivo es ratificar el documento antes de las presidenciales de México en 2018. Las negociaciones para actualizar el tratado entre la Unión Europea y México superan el año y la quinta ronda se celebrará en Bruselas en septiembre.

“No debemos sacrificar el contenido por los tiempos. Fijarnos plazos sería un error”, menciona Valderrama a EL UNIVERSAL.

Entrevistado en su despacho en el centro de Los Ángeles, una urbe que junto con su área metropolitana y sus condados aledaños concentra un PIB de aproximadamente el tamaño de la economía 13 del mundo, afirma que los gobiernos no cuentan con manos libres para negociar como ocurrió hace un cuarto de siglo, cuando se sentaron en la mesa con el único interés de formar un bloque comercial.

Sostiene que ahora serán vigilados por empresas, cámaras de comercio, asociaciones comerciales y profesionales, ciudades, estados y condados, quienes velarán por mantener el balance alcanzado entre los diversos sectores industriales.

“Por primera vez en las relaciones entre México y Estados Unidos se llevará a cabo una negociación en donde la voz del sector privado será escuchada muy claramente”.

También, continúa, desempeñarán un papel crucial los estados fronterizos (seis mexicanos y cuatro estadounidenses). Confía en que se presentarán en bloque en defensa de sus intereses. México es el principal socio comercial de Texas, California, Nuevo México y Arizona.

Igualmente, hay presión de terceros países, como Alemania y Japón, debido al alto nivel de integración de algunas de sus empresas más poderosas en la cadena productiva norteamericana.

“Los negociadores de los tres países no pueden asumir que el acuerdo es sólo entre Canadá, EU y México. Estas negociadores van a afectar a muchas empresas extranjeras que tienen operaciones en los tres países”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS