Para la caída de la industria, el remedio: el alza en inversión

19/12/2017
05:09
Mauricio Millán C.
-A +A

La actividad industrial del país cayó en octubre. De acuerdo con el Inegi, la disminución fue de 1.1% anual con respecto al mismo periodo del año pasado, la mayor registrada desde septiembre de 2016. En lo que va del año, la caída es de 1.7%, convirtiéndose 2017 en un año de números rojos para este importante sector.

El componente de la industria manufacturera mostró resultados a la baja. Si bien es cierto creció a una tasa anual de 2.4% respecto al mismo periodo del año pasado, lo más relevante es que, comparado con septiembre, en octubre cayó 0.6% y, con ello, su segunda baja consecutiva. El acumulado de este año es de una ligera baja de 0.1%.

 

En la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, gas y agua, la baja fue del 3.2% anual y en lo que va del año, 2.1%.

El componente de la construcción hiló su séptima baja, pero en este último mes con mayor pronunciación: 1.6% respecto al mismo periodo del año pasado. La lectura es la misma que en el componente de energía eléctrica, en lo que va del año, la baja es de 2.1%.

El componente más afectado fue el de minería con una caída de 10.3% anual y una acumulada en el año de 7.3%.

 

Estos resultados se explican por la energía eléctrica, la extracción de gas y petróleo y la construcción de obras de ingeniería civil.

En el caso de la electricidad este año se caracterizó por las continuas bajas representando en lo que va del año, una baja de 2.9%.

 

Con respecto a la extracción de gas y petróleo, los decrementos de los últimos 48 meses se deben a la reducción en el número de barriles extraídos en el país, derivado del declive del de los principales pozos petroleros, básicamente Cantarell, así como de la caída en los precios internacionales del petróleo que comenzó a principios de 2014 y que a la fecha se ha mantenido en niveles muy inferiores a los registrados en 2013 cuando rondaban los 10 dólares por barril.

 

En el caso de la construcción de obras de ingeniería civil, la baja se remonta a los últimos 19 meses y en lo que va de este año ya acumula una caída de 8.5%.

La explicación más oportuna es la cada vez menor inversión en infraestructura. Desde 2009, la inversión pública en infraestructura ha mantenido una clara tendencia a la baja: al primer semestre de 2009 se invirtieron 803.17 mil millones de pesos —mmdp— (constantes, base 2013), y en lo que va del presente año, se han invertido 476.60 mmdp, lo que representa una reducción cercana a 40%.

En cuanto a la inversión privada, aunque se han visto años de crecimiento, al primer semestre de 2017 la inversión fue por mil 678.63 mmdp y en el mismo periodo del año pasado, se han invertido mil 619.65 mmdp, una baja de 3.5%.

 

El común denominador de estos tres sectores es la falta de inversión. El sector energético necesita experimentar los beneficios de la reforma. El alza en los precios del gas LP, así como en las tarifas de electricidad, no han permitido que el consumidor se beneficie de esta reforma, sumado al alza en gasolinas.

 

El panorama económico para 2018 no se vislumbra positivo. El entorno internacional no es nada halagüeño por las delicadas renegociaciones del TLCAN, el impacto de la reciente reforma tributaria aprobada en Estados Unidos y la posible repatriación de capitales.

 

Los factores internos que afectarán el desempeño económico serán, además de la posible volatilidad del tipo de cambio, una elevada inflación por encima de la meta establecida por el Banco de México.

Banxico aumentó la tasa de interés pasando de 7% a 7.25%, como medida para que esta converja a los niveles objetivo, y en respuesta al alza de la tasa de interés en 25 puntos base de la Reserva Federal en EU.

 

Con una política monetaria restrictiva y una fiscal neutra por la presión del gasto, el margen de maniobra para el crecimiento económico será menor. Ante este escenario, la respuesta para México y su actividad industrial es una sola: el incremento de inversión en infraestructura e incluso proveniente del exterior mediante la reforma aprobada en energéticos, y que sea el resultado de una política industrial holística que integre a las cadenas productivas.

 

Vicepresidente de Consultores Internacionales

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS