Modernizar el TLCAN está cerca, afirma Videgaray

Queremos más alcanzar un acuerdo bueno que rápido, afirma el canciller; aún hay temas de alta complejidad por resolver; no es fácil, dice Guajardo
Ildefonso Guajardo, titular de Economía; Robert Lighthizer, representante de EU, y Chrystia Freeland, canciller de Canadá, ayer tras los trabajos. (TOMADA DE TWITTER)
27/04/2018
02:04
Ivette Saldaña y Victor Sancho
-A +A

[email protected]

Washington.— Tras días de intensas negociaciones ministeriales para llegar a un acuerdo en principio que modernice el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dio señales de esperanza al asegurar que se está “razonablemente cerca”.

Tras el tercer día consecutivo de reuniones maratónicas en Washington D.C., la actividad se aceleró al final de la jornada, cuando se programó de sorpresa una reunión trilateral entre ministros de México, Canadá y Estados Unidos. Los funcionarios buscan un pronto acuerdo porque el 1 de mayo vence la exención que dieron los estadounidenses a los aranceles al acero y aluminio de México y Canadá.

A la salida, tras una hora y media de reunión vespertina, Videgaray se mostró optimista por los avances. “[Un acuerdo] es ciertamente posible, estamos trabajando. Estamos más preocupados en tener un acuerdo bueno que un acuerdo rápido”, resumió el canciller, anunciando que los encuentros seguirán hoy por cuarto día consecutivo.

La sensación de “ronda de negociación permanente” que advertían hace unos días representantes de todos los países se está cumpliendo: es la tercera semana consecutiva con pláticas, y todas las partes han dicho que van a continuar en la mesa el tiempo que sea necesario.

La delegación mexicana terminó el día con buen sabor de boca. “Fue una buena reunión de trabajo”, dijo Videgaray. “Ciertamente ha sido una buena semana”, resumió.

Sin embargo, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, no se mostró tan optimista. En su opinión, todavía hay “muchos temas, de alta complejidad” que necesitan ser resueltos.

“No es fácil, hay demasiadas cosas, demasiados temas que atacar”, había dicho justo después de salir de una sorprendentemente corta reunión bilateral, cerca del mediodía.

Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, insistió en los avances realizados en el tema que considera el “núcleo” de la negociación: las reglas de origen en el sector automotriz: “Hemos hecho buen progreso esta semana, todavía no hemos acabado, pero es muy importante”.

Destacó que lo más significativo es que se ha pasado de “un nivel conceptual en reglas de origen de autos, a hablar de los detalles”.

La delegación estadounidense, a través de la cuenta de Twitter de la oficina del representante comercial, que encabeza Robert Lighthizer, publicó una foto de Guajardo, Freeland, y de él sonriendo, con la leyenda: “una semana muy productiva en las negociaciones del TLCAN 2.0”.

El más efusivo, Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, respondió con el pulgar hacia arriba y asintiendo a la pregunta de si hubo avances.

Se sabe que la premura por alcanzar acuerdos en estos días tiene que ver con que la próxima semana viajará Lighthizer a China, y porque a partir del 1 de mayo podría haber aranceles para el acero y aluminio mexicano y canadiense.

Además, se quiere la ratificación del tratado comercial antes de renovarse el Congreso.

Por ello, de no haber resultados este fin de semana, se mantiene el segundo escenario de que se cerrará hasta el 10 u 11 de mayo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS