Impuesto a refrescos elimina en Filadelfia mil 192 trabajos

Estudio de Oxford Economics detalla que la afectación fue de 80 mdd en PIB local
Propuest a. Filadelfia fue la segunda ciudad en Estados Unidos que puso un impuesto a las bebidas azucaradas (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/02/2018
01:37
Miguel Pallares
-A +A

[email protected]

El impuesto a las bebidas azucaradas provocó la pérdida de mil 192 empleos en Filadelfia, Estados Unidos, lo cual representó 0.14% de los trabajos en la ciudad, indicó un estudio elaborado por la Asociación Americana de Bebidas y la consultora Oxford Economics.

“Estos empleos perdidos fueron cerca de 5% dentro de los embotelladores; 25% en el comercio generado por las bebidas como el transporte, mientras que 70% estuvo en los comercios detallistas”, indicó la investigación titulada El Impacto Económico del Impuesto a las Bebidas en Filadelfia.

Otro de las afectaciones halladas fue una baja de 80 millones de dólares en el Producto Interno Bruto (PIB) local y una reducción de 4.5 millones de dólares en los ingresos recaudados por impuestos locales.

El gravamen también generó una caída de 29% en las ventas de los embotelladores de enero a abril de 2017 en comparación con el mismo periodo del año anterior; sin embargo, en las regiones que se ubican alrededor de la ciudad el consumo de las bebidas incrementó 26%.

“Hay una clara muestra de que los consumidores están viajando fuera de la ciudad para evitar el impuesto. La caída en ventas fue más pronunciada en supermercados y tiendas detallistas, mientras que fue menor en restaurantes, tiendas de conveniencia y farmacias”, expuso.

A mediados de 2016, Filadelfia se convirtió en la segunda ciudad en Estados Unidos que puso un impuesto a las bebidas azucaradas, el cual fue de 1.5 centavos de dólar por cada onza. El gravamen se aplicó a todas las bebidas azucaradas, es decir, aquellas con y sin calorías.

En el caso de las ventas de supermercados, el estudio mostró una tendencia similar a la registrada en ingresos de los embotelladores.

“Las ventas a mismas tiendas de las bebidas en supermercados en Filadelfia cayeron 24% entre inicios de 2016 y de 2017, mientras fuera de la ciudad creció cerca de 14%.

“La mezcla de todo tipo de bebidas incrementó 29% en Filadelfia entre 2016 y 2017, y la mezcla de tés instantáneos subieron 32%, mientras que las ventas fuera de la ciudad aumentaron sólo 2% y 3%, respectivamente. Esto sugiere que además de viajar fuera de la ciudad, los consumidores evitan el impuesto aumentando bienes sustitutos sin impuesto”, abundó.

Para los investigadores, uno de los datos más importantes del estudio es que los consumidores viajan fuera de la ciudad para comprar sus bebidas, además de que adquieren otro tipo de comestibles que modifican las tendencias de consumo.

“Las ventas de comestibles dentro de las tiendas de Filadelfia mostraron un descenso de 7%, mientras hubo un aumento de 1% en la región que rodea Filadelfia”, precisó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS