Importante, mantener diálogo sin prisas: FMI

Difícil dar previsión de cuanto va durar la incertidumbre sobre la modernización, afirma
Christine Lagarde, directora gerente del FMI, durante la apertura oficial de las reuniones anuales del organismo y del Banco Mundial (CORTESÍA)
14/10/2017
02:53
Leonor Flores
Washington.
-A +A

[email protected]

Es importante que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se realice bien y sin prisas, consideró el subdirector del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Robert Rennhack.

“Es un cronograma ambicioso, vamos a ver si se puede alcanzar; los acuerdos comerciales son difíciles y pueden durar más tiempo. No sé cuándo van a terminar las negociaciones; es más importante trabajar con cuidado y hacerlo de manera correcta, y eso demora”, dijo en conferencia.

Consideró que es difícil prever cuánto durará la incertidumbre y volatilidad asociada a la renegociación del TLCAN, porque por lo general, los acuerdos comerciales son complicados y a pesar de que hay un cronograma, puede tomarse más tiempo, apuntó.

“Es difícil de anticipar (tiempo que durará la incertidumbre y volatilidad del tipo de cambio por el TLCAN), la meta de esta negociación es llegar a un acuerdo a inicios de 2018 y luego dejar todo para su ratificación al Ejecutivo y el Congreso de los países”, refirió.

El director del departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, dijo que las principales economías latinoamericanas están preparadas para hacerle frente a la volatilidad, pero claramente es una fuente de riesgo.

En la medida en que esa volatilidad financiera provenga de China, como hace año y medio, a inicios de 2016, eso podría generar turbulencia en el precio de las materias primas y en los mercados financieros de la región, y podría ser una fuente adicional de riesgo.

A mediano plazo, destacó el posible riesgo de un retroceso de integración económica transfronteriza, tanto en la parte de comercio, como en la parte financiera.

Además, reconoció que los fenómenos naturales recientes han recordado la vulnerabilidad de muchos países. Ello ante un entorno en donde su intensidad y frecuencia ha aumentado, lo que pone de relieve que ciertas subregiones de América Latina y el Caribe son más vulnerables.

Lo anterior se debe tomar en cuenta en el diseño de las políticas públicas, consideró.

El principal reto de la región es reactivar un crecimiento económico más dinámico, una vez que se absorbió el choque de materias primas, y para eso hay varias líneas a profundizar, matizó.

Entre ellas mencionó cerrar las brechas de infraestructura, fomentar la participación de la mujer en la fuerza laboral en los casos en los que aún sea reducida, disminuir la informalidad en el mercado laboral, así como atacar de manera frontal la corrupción.

Mencionó que el FMI ha estado en contacto con los países afectados para detallarles los instrumentos para ayudarlos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS