FMI: es viable un cierre de sexenio exitoso en México

Reconoce esfuerzos del gobierno para bajar deuda; manejable, costo fiscal por reconstrucción, dice
27/11/2017
01:51
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció los avances que ha logrado México para reducir la deuda, con lo que garantizarán un cierre exitoso del sexenio.

Aseguró que si bien la actual administración entregará buenas cuentas, tiene la oportunidad de fortalecer su credibilidad con algunos cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para ligar la meta de la deuda pública con el déficit fiscal.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el subdirector del Departamento en el Hemisferio Occidental del FMI, Robert Rennhack, dijo que han visto éxito en el proceso de consolidación fiscal emprendido por México para reducir la deuda, pero puede mejorar, consideró.

“La política fiscal en México tiene mucha credibilidad, pero puede fortalecerse aún más la credibilidad con algunas mejoras a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria”, estableció.

Refirió que tan sólo hace dos o tres años (2013, 2014), el déficit fiscal era de 4% del Producto Interno Bruto (PIB); para 2017 se espera que sea de 1.4% del PIB, es decir, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP). Dijo que para 2018, el gobierno se ha comprometido con una meta de 2.5% del PIB.

Rennhack se refirió al impacto fiscal que podría tener la reconstrucción tras los sismos de septiembre. “La información que tenemos es que el costo de la reconstrucción por los terremotos es importante, pero no es grande; puede ser manejable dentro de los límites fiscales”.

Enfatizó que si bien hay daños, las aseguradoras podrán compensar los siniestros causados, mientras que al gobierno le tocará pagar los costos de mejorar la infraestructura y los edificios públicos, y ayudar a las víctimas, lo cual será una carga fiscal manejable.

Así, afirmó que el gobierno podrá cubrir los costos de reconstrucción, dentro de los límites fiscales de 2.5% del PIB para 2018, con información que se tiene hasta ese momento.

Cambios a la ley. Sobre los cambios que Rennhack propone a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. “Hemos discutido esto con el gobierno y presentado en los dos últimos informes. Un componente muy importante es ligar de manera más estrecha la meta para la deuda pública y el déficit global del sector público, y mejorar las reglas para utilizar cláusulas de escape, sería importante para dar una senda de retorno a la meta original”, consideró.

Sobre si el gobierno federal puede tener un buen cierre fiscal y entregar buenas cuentas, el funcionario consideró que sí es posible, porque la deuda pública va a bajar a 53% del PIB este año, y si el gobierno cumple con la meta de mantener el déficit fiscal en 2.5% en 2018, la deuda puede bajar aún más. “Sí es factible”.

26nov2017-fmicrecicimento.jpg

Política monetaria. En referencia a la parte que le toca a la autoridad monetaria, en un año que ha sido complicado para la inflación, Rennhack dijo que precisamente se actuó de manera previa para enfrentar este reto.

La política monetaria restrictiva está ayudando a controlar la inflación, frente a choques de precios transitorios provocados por la liberalización de las gasolinas, el incremento en algunos productos agropecuarios y la depreciación del tipo de cambio por la negociación del Tratado de Libre Comerció de América del Norte (TLCAN), indicó.

Destacó que el Banco de México (Banxico) ha aumentado su tasa de política monetaria desde finales de 2015, lo que ha sido importante para mantener ancladas las expectativas.

Un componente importante que resaltó es que las presiones inflacionarias serán temporales, porque el efecto de la liberalización en el precio de las gasolinas no estará presente el año próximo.

“Hay varios efectos temporales, y si uno combina esto con el efecto de alza de la tasa de política del Banxico creo que el desafío es manejar la política monetaria mientras la inflación está bajando, pero también hay un ambiente de incertidumbre sobre el TLCAN y cosas que pueden afectar a la economía”, ponderó.

Sin embargo, afirmó que el manejo ha sido bueno, porque la política monetaria es bastante apretada, lo que puede ayudar a mantener bajo control la inflación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS