Escenario macro para 2019, demasiado optimista: CEESP

Aboga por órgano independiente que vigile pronósticos y así haya objetivos sensatos
El CEESP dice que el ritmo de consumo en 2017 tuvo un avance inferior al del año previo y la inversión total se contrajo 1.5%, después de tres años al alza. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
03/04/2018
01:40
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) dijo que de existir un organismo independiente que vigile el establecimiento del marco macroeconómico, se evitará que el gobierno establezca escenarios “más optimistas de lo normal” y presupuestos discrecionales.

Al referirse a los Precriterios Generales de Política Económica 2019 que presentó la semana pasada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el CEESP expuso que indudablemente con “la existencia de un órgano independiente, que pueda vigilar la manera en la que se establece el marco macroeconómico, los pronósticos oficiales tendrían un mayor sesgo a la prudencia, contribuyendo a establecer objetivos fiscales más sensatos y eficientes que contribuyan al crecimiento”.

El centro dijo que llama la atención que el marco macroeconómico de 2019 considera “un entorno económico favorable con la posibilidad de mejorar en los siguientes años”; sin embargo, hay que considerar que en función de los resultados de las elecciones presidenciales los pronósticos se pueden adecuar o cambiar.

Pero, “el entorno actual no parece ser tan optimista como lo refleja el marco macroeconómico planteado”. Para el CEESP, hay que considerar que el crecimiento de la economía en 2017 fue el segundo más bajo del sexenio actual.

Es por ello que los especialistas anticipan que en 2018 la economía sólo crecerá 2.2%, por debajo de la estimación oficial de 2.5%.

Además, el ritmo de consumo en 2017 tuvo un avance inferior al del año previo y la inversión total se contrajo 1.5%, después de tres años consecutivos al alza.

Para evaluar el gasto neto debe compararse con lo ejercido realmente en 2017 y de hacerse así el aumento del gasto, que se estima en 2019 sería mayor en 104 mil millones de pesos, lo que implicaría un impulso al nivel de deuda.

El CEESP aseguró que si bien el nivel de deuda se reducirá en 2019 como proporción del PIB de 45.5% a 45.2%, nominalmente subirá de 10 billones 643 mil millones de pesos a 11 billones 245 mil millones, monto que será 90.9% mayor que lo visto en 2012. Por ello, pidió considerar escenarios menos optimistas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS