Energía y equidad de género se incorporan a la discusión

Los temas forman parte de la agenda de la tercera ronda, en Ottawa, Canadá
México busca incluir en el TLCAN los avances que se tuvieron en la reforma energética, para dar seguridad a las inversiones. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/09/2017
01:39
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

A petición de México y de Canadá, los temas de energía y de equidad de género se integrarán como nuevas mesas de trabajo en la tercera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estos asuntos entran a la agenda a pesar de que los tres gobiernos apenas esperan integrar los documentos de siete capítulos, de los cuales, sólo se prevén cerrar tres o cuatro.

Con estos dos temas, el total de mesas que integran la modernización del acuerdo trilateral llega a 27, o 29 si se desglosa el tema de agricultura.

México es de los países que tienen gran interés en el tema energético, de acuerdo con una fuente del sector canadiense, quién afirmó que para Estados Unidos y Canadá el asunto se incluyó desde el TLCAN de 1994.

No se incluyó en las rondas anteriores porque no se sabía si sería un tema transversal que se dividiría en los capítulos de compras de gobierno, empresas propiedad del Estado o conflictos inversionista-Estado o si se conformaría un capítulo nuevo, de acuerdo con una explicación del titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo.

Según la fuente canadiense, para México es importante que se incluyan en los textos del TLCAN los avances que se tuvieron en la reforma energética, con el fin de dar seguridad a las inversiones.

El asunto para el gobierno mexicano es que cuando se negoció el tratado en 1994 no participó el mercado energético del país, porque en esas fechas no participaba la iniciativa privada y las leyes nacionales no lo permitían.

El tema de equidad de género fue propuesta de Canadá, en el que no sólo es la versión tradicional de buscar igualdad hombre-mujer, también incluye orientación sexual.

El tema es parte de los nuevos conceptos que impulsa el gobierno canadiense en los que pide mejorar la situación de la población, tanto en el tema de equidad como en respeto a los derechos de los indígenas. Canadá pide un trato igualitario y que se eleven las condiciones de vida.

Estos dos temas se suman a los que se venían discutiendo y que formaban parte del TLCAN de 1994 y que son: agricultura, bienes, competencia, compras de gobierno, empresas propiedad del Estado, entrada temporal de personas, inversión, obstáculos técnicos al comercio.

En tanto que los nuevos capítulos que se incluirán en la negociación son: comercio digital, laboral, medio ambiente, así como pequeñas y medianas empresas.

Energía y equidad de género serán parte de las mesas de discusión del 23 al 27 de septiembre en Ottawa, Canadá.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS