“Empresarios no nos vamos a subir al ring”

No hubo confrontación con AMLO, aclara; incertidumbre puede llevar dólar a más de $22
Francisco Cervantes Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
15/05/2018
05:04
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las elecciones y el comportamiento social que pueda presentarse después de la contienda podrían llevar al dólar por arriba de su máximo histórico de 22.25 pesos, dijo el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes.

Ante la posibilidad de que la paridad cambiaria rebase los 20 pesos por dólar, el líder de los industriales comentó que por eso es conveniente que en las campañas se manden señales de “confianza y de respeto, porque eso genera confianza a la inversión y dará buen rumbo. Ello permitirá que, llegue quien llegue, sea lo mejor para México”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, dijo que “la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte crea nerviosismo, pero no perdamos de vista que aún tenemos el tratado original y ese no sufre amenaza hasta su culminación, hasta que lo sustituya otro”.

El único tope que enfrenta el sector en el tema comercial tiene que ver con la preocupación de que el 31 de mayo próximo en Estados Unidos iniciará el cobro de aranceles al acero y aluminio mexicanos y canadienses, si es que el gobierno estadounidense decide no renovar la suspensión de la medida, como ya lo hizo a fines de abril pasado.

Este arancel lo fijó EU por considerar que esos materiales deben suministrarse internamente por cuestiones de seguridad nacional, y les fijó un impuesto a la importación a fin de proteger a su industria.

Por ello, Cervantes comentó que están “esperando que antes del día 31 de mayo haya un mensaje de prórroga (del gobierno estadounidense) para el acero mexicano. De no haberlo, se le pedirá al gobierno mexicano alguna medida para preservar el arancel, como lo hizo Europa”.

Cervantes comentó que en el TLCAN hay un avance de 70% y en el 30% pendiente están temas como reglas de origen automotrices, solución de controversias, que detienen un acuerdo en la renegociación. Aseguró que la próxima semana los representantes del sector empresarial viajarán a Washington para seguir de cerca las negociaciones de los grupos de trabajo.

Aseguró que no preocupa que no haya un acuerdo antes del 31 de mayo, fecha fatal que hay para que el actual Congreso estadounidense tenga el texto y lo someta a votación en este año, porque en el escenario de que no se llegue a un consenso seguirá la renegociación y estará vigente el TLCAN actual. Lo que por ahora se busca es “enviar un mensaje de que no se pongan nerviosos, de que aún no hay un acuerdo”.

Diferencias

Sobre las diferencias entre el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, y el sector privado, Cervantes expuso que con el desplegado que publicaron los consejos, cámaras y confederaciones empresariales el 7 de mayo cerraron el episodio.

“Como no nos gusta la confrontación, sacamos el comunicado y ahí le paramos. Para pelear en un ring se necesitan dos, y no nos vamos a subir. Sea quien sea el próximo presidente de México, no nos vamos a subir”, expuso.

Aclaró que “no hubo confrontación, se subieron de tono algunas cosas y lo que se hizo fue regresar a la comunicación”. Por eso se han hecho reuniones entre diversas confederaciones y cámaras con los diversos candidatos a la Presidencia, así como harán lo propio los cinco candidatos el próximo 24 de mayo, cuando se reunirán con la Concamin.

Para Cervantes no hay preocupación por la plataforma política de ninguno de los candidatos, ni siquiera de López Obrador.

Por ejemplo, en la reforma energética si bien se licitó la exploración y explotación de campos petroleros, la entrada de energías renovables hará que se diversifique la producción.

Dijo que si el próximo gobierno quiere revisar los contratos tanto del sector petrolero como del aeropuerto lo podrá hacer, porque es su derecho. Pero, en caso de que se quieran eliminarlos proyectos sin razón alguna se podrá acudir a las instancias correspondientes para evitarlo, porque México es un país de instituciones sólidas, dijo.

Cervantes consideró que el país vive momentos en que se tiene que generar confianza entre los inversionistas para que se creen empleos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS