Economías de Campeche y Tabasco seguirán a la baja

Ambas entidades sufren la crisis petrolera, de acuerdo con un análisis de CitiBanamex
Vínculo.Casi 68% del PIB de Campeche depende de la minería petrolera según datos reportados por expertos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
22/01/2018
02:20
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Para 2018 se espera que las economías de Campeche y Tabasco continúen su tendencia negativa el próximo año, como consecuencia de la crisis petrolera de la región, según proyecciones del departamento de estudios económicos de CitiBanamex.

Los especialistas anticipan que la economía de Tabasco reportará una caída del PIB de 8.8% para 2017, contra un crecimiento de 2.1% estimado a escala nacional. Mientras que para 2018, prevén una contracción de 6.3% contra un incremento de 2.4% del PIB promedio de México.

Campeche es la entidad con la mayor caída de su PIB. De 2010 a 2016 reportó una contracción de 3.7% promedio anual. Este comportamiento se acentuó en el primer semestre de 2017, al registrar una caída promedio de 7.1%, cifra que contrasta con el alza de 2.5% reportado en el país para ese mismo periodo.

La dependencia económica de Campeche a la minería petrolera (68.3% del PIB estatal) y la menor producción de este energético en los pozos de Cantarell explican el resultado. Para este año se espera que su economía haya caído 7.3% y para 2018 se prevé una contracción de 6.6%.

En el caso de Veracruz, entidad también afectada por la crisis petrolera de la región, los especialistas esperan que el próximo año alcance un crecimiento de 1%, luego de dos años a la baja. Esta recuperación, señalaron, será producto del fortalecimiento de las industrias de la construcción y los servicios, principalmente.

Los estados en los que se espera un mayor crecimiento económico para el próximo año son: Aguascalientes, con un incremento de 5.6%; Querétaro, con una tasa de 4.9%, y Quintana Roo, con un aumento de 4.5%.

Aguascalientes es el estado con mayor dinamismo económico del país durante los últimos siete años, con un incremento de 6.1% promedio anual de 2010 a 2016, y aunque durante el primer semestre de 2017 esa condición se perdió, al ocupar el cuarto lugar a escala nacional, con crecimiento de 6.9%, la tasa fue 2.7 veces superior al crecimiento del PIB nacional.

Este dinamismo de la entidad se explica por la evolución de los sectores industrial y de servicios. En el primer caso, por el crecimiento de las manufacturas, y en el segundo, por la expansión del comercio, tanto al mayoreo como al menudeo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS