Chocan sectores automotrices de México y Canadá

Industria local rechaza oferta en reglas de origen; APMA pide ceder un poco para satisfacer a EU
Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Partes Automotrices (APMA) de Canadá, aseguró que es una posibilidad real aumentar el porcentaje de autopartes en vehículos fabricados en la región del TLCAN (ÉDGARD GARRIDO. REUTERS)
05/09/2017
03:11
Ivette Saldaña y Miguel Pallares
-A +A

[email protected]

Los sectores automotrices de México y Canadá registraron su primer choque en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ayer, en el cuarto día de la segunda ronda de renegociaciones del acuerdo, Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Partes Automotrices (APMA) de Canadá, aseguró que el sector automotriz mexicano y el de su país entendían la necesidad de ceder “un poco” en el tema de reglas de origen.

“Canadienses y mexicanos entendemos que tenemos que ceder un poco para satisfacer a nuestros socios americanos. Ahora les corresponde a los socios estadounidenses describir puntualmente qué es lo que ellos quisieran”, opinó.

El titular de la APMA dijo a EL UNIVERSAL que se puede analizar un incremento entre 66% y 67%, aunque esta cifra debe analizarse con datos precisos. Comentó que algunas compañías japonesas con presencia en Estados Unidos se abastecen con más de 70% de contenido regional estadounidense.

“Es una posibilidad real (el aumento), pero necesitamos analizar el número”, comentó Volpe.

Contrapeso. Entrevistados por separado, Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y Óscar Albín, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), ambos de México, expresaron su desacuerdo con las declaraciones de Volpe y pidieron que él hablara sólo por su propia industria y país.

“Él (Volpe) habla sólo por la industria de autopartes, él no representa a los fabricantes. Lo hemos dicho, 62.5% es una regla muy estricta y las asociaciones de los tres países que representamos a la industria hemos puesto esa regla”, dijo Solís.

Albín coincidió y rechazó las declaraciones de su par canadiense.

“Su comentario está incorrecto, él puede hablar por Canadá, pero no puede hablar por México. Nuestra posición es la misma que mis clientes, no mover las reglas de origen, venimos trabajando bien 22 años y queremos otros 22 años igual.

Dijo que en caso de un aumento en las reglas de origen no habría un impacto para el sector de autopartes mexicano; sin embargo, aclaró que su posición está con la industria automotriz en su conjunto.

Peter Clark, consultor de la firma canadiense Grey, Clark, Shih y Asociados, consideró que el aumento en las reglas de origen es riesgoso.

Buscan soluciones. Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que en el tema de reglas “habrá que encontrarles soluciones a los intereses de los otros dos países”.

Actualmente, las reglas de origen establecen que un auto se considerará como fabricado en la región y recibirá los beneficios arancelarios si su contenido regional es de 62.5%.

El pasado viernes, al inicio de las negociaciones del TLCAN, Jerry Dias, presidente del sindicato canadiense Unifor, dijo que en una reciente reunión con Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, había manifestado su intención por aumentar más de 70% el porcentaje de contenido regional en autos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS