Cementera Cruz Azul detalla cierre parcial

Profepa clausuró un molino, pero no afecta capacidad productiva, afirma la empresa
Supervisión. El 6 de febrero, la Profepa clausuró un área de más de 3 mil metros cuadrados de Cementera La Cruz Azul por incumplir normatividad (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/02/2018
01:29
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Cementera La Cruz Azul detalló que la clausura que llevó a cabo la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) al proyecto número seis de la planta de Tula, Hidalgo, fue de manera parcial y no afecta la capacidad de producción de la planta.

“La clausura no se llevó a cabo para la Cooperativa La Cruz Azul, por lo que no se han visto afectadas las actividades diarias de la empresa ni la capacidad de producción de la planta localizada en Hidalgo”, indicó la compañía.

La cementera comentó que se clausuró sólo un molino. “Dicha planta trabaja de manera normal bajo los estándares y normas de calidad de la institución, así como respetando las normas ambientales y de seguridad recomendadas por la autoridad”, dijo la cementera en un breve comunicado.

El pasado 6 de febrero, la Profepa clausuró un área aproximada de 3 mil 588 metros cuadrados que incluye la banda transportadora, sistema de conducción de polvos hacia el filtro de bolsas, molino de crudo integrado por cuatro rodillos y mesa giratoria, tirantes hidráulicos, motor y reductor de velocidad del molino, así como el sistema de inyección de gases calientes del horno número 9.

Durante una visita a las instalaciones de la cementera, la Profepa encontró que carecía de la autorización vigente expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Cruz Azul agregó que aún no saben cuándo obtendrán el permiso ambiental que les falta para reactivar el molino, pero aseguró que seguirá las recomendaciones de Profepa para regularizar los procesos que no cumplen con las indicaciones y que se enfocan en la implementación de nuevas tecnologías.

“Se llevan a cabo las acciones pertinentes para responder de manera inmediata y oportuna a las recomendaciones de la autoridad, en este caso la Profepa.

“Al tiempo que responde a la creciente demanda de sus productos, para lo cual la empresa está invirtiendo más de 300 millones de dólares”, apuntó la cementera.

El área clausurada opera con una carga de alimentación de 280 toneladas por hora.

Cementos Cruz Azul tiene cuatro plantas ubicadas en Hidalgo, Oaxaca, Puebla y Aguascalientes, con una producción total de más de 9 millones de toneladas anuales entre cemento gris, cemento blanco y mortero para albañilería.

La Profepa informó que seguirá con el procedimiento administrativo en el área clausurada, establecerá medidas correctivas e impondrá la multa que proceda.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios