Carstens: México no es un país que manipula el tipo de cambio

Puede fijarse compromiso ante TLCAN , asegura; subasta de dólares, para ordenar mercado, afirma
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, aseguró que se ha avanzado en fortalecer los fundamentales macroeconómicos para que los acontecimientos políticos no a fecten (ALONSO ROMERO. REUTERS)
26/10/2017
02:16
Leonor Flores - Enviada
-A +A

[email protected]

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, afirmó que México no es un país manipulador de su moneda, por lo que no tendría problema de fijar un compromiso como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“A México no se le puede señalar como un país manipulador del tipo de cambio; no somos los que inducimos los movimientos, tenemos un mercado ordenado”, afirmó durante la presentación del reporte del Sistema Financiero.

El también integrante de la Comisión de Cambios destacó que el país no se ha distinguido por tener una historia reciente de perseguir un objetivo del tipo de cambio.

Por el contrario, aseguró que se ha preservado que el mercado y la moneda operen en un ambiente ordenado como se ratificó con el Código de Conducta Global que han adoptado 16 países en el mundo.

Agustín Carstens respaldó la declaración del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, de que no tendríamos ningún problema de hacer el compromiso en el marco del TLCAN como lo pide uno de los socios.

Enfatizó que la medida que anunció ayer la Comisión de Cambios no tiene como propósito un nivel específico para la paridad cambiaria, sino enfrentar de manera ordenada la volatilidad en el mercado.

Dijo que si bien se tiene una caja de herramientas que se podrían utilizar para enfrentar la volatilidad en el mercado cambiario, no se estaría acompañando de una acción de política monetaria que pudiera realizarse fuera de calendario.

Comentó que la integración de un Comité Cambiario para adherirse a las buenas prácticas de ética y código de conducta está en marcha, y que los bancos tienen seis meses para hacerlo, proceso que lleva tiempo ya que deben someterlo a la aprobación de sus consejos de administración.

Estabilidad y riesgos. Sobre la situación del sistema financiero mexicano, el gobernador del Banxico aseguró que muestra fortaleza como resultado de las reformas que se han implementado para mejorar la regulación y supervisión que incluyen los estándares internacionales, conocidos como Basilea III.

Los bancos disponen de niveles de capitalización elevados, así como liquidez adecuada, aseguró.

Sin embargo, dijo que la estabilidad de la que se goza no está exenta de riesgos, al advertir de una mayor inflación que pueda reducir la capacidad de pago de acreditados.

Carstens reiteró que pese al dato de la inflación de la primera quincena de octubre que subió a 6.30%, ya tocó techo para emprender la baja.

Otros riesgos que mencionó son que las calificadoras modifiquen su asignación y que no se cumpla la trayectoria de la consolidación fiscal.

Sin alarma. Respecto al índice de morosidad de la cartera de crédito de la banca, señaló que dado que el reporte incluye cifras hasta el cierre de agosto, no contempla el efecto de los sismos de septiembre ante la pérdida de empleo o del patrimonio de los acreditados, pero resaltó las medidas que el gobierno mexicano está emprendiendo para apoyar a los afectados a través de la banca de desarrollo.

“En los índices de morosidad no vemos señales de alarma, están en niveles muy bajos”, acotó.

Al menos en los créditos a la vivienda y comercial, la morosidad se estabilizó después de mostrar una tendencia decreciente, ponderó.

En cambio, advirtió que en los préstamos al consumo aumentó recientemente, pero sin un riesgo sistémico, pues los bancos han tomado las medidas adecuadas desde la originación de los créditos.

Riesgo político aislado. Sobre el efecto de la llegada de un candidato de izquierda a la presidencia de México, Carstens afirmó que se ha avanzado en fortalecer el marco macroeconómico precisamente para que los acontecimientos políticos no afecten.

Asimismo, para que Banxico actúe siempre conforme a su mandato de autonomía, e independientemente del ciclo político.

Sobre el aumento al salario mínimo propuesto por la Coparmex, el gobernador del Banco de México reiteró la postura que ha sostenido en ocasiones anteriores, sobre la necesidad de elevar la productividad laboral y enfrentar el reto del cambio tecnológico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS