Canacero prevé afectación por el TLCAN y elecciones

El consumo acerero pasará de crecer 5.7% en 2017 a apenas 3% el próximo año; cámara denuncia que persiste problema por importaciones desleales de China
Guillermo Vogel (primero de izq. a der.), presidente de la Canacero, al entregar el reconocimiento a Rogelio Garza Garza, subsecretario de Industria y Comercio. (CORTESÍA)
08/11/2017
01:34
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Cancún, Q.Roo.— La renegociación del TLCAN así como las elecciones serán factores que afectarán a la industria del acero en México el próximo año, advirtió Guillermo Vogel presidente de la Cámara Nacional del Acero (Canacero) durante la celebración del Congreso Latinoamericano del Acero, Alacero 58.

“Los dos factores de riesgo que vemos ahora para la industria de acero en México son la renegociación del TLCAN y las elecciones, los dos se van a empezar a traslapar el uno con el otro y entonces van a tener un efecto sobre el sector, entonces sí vamos a ver una afectación, la tenemos proyectada dentro de los números pero debe ser en una situación todavía de crecimiento”, comentó.

De acuerdo con las proyecciones dadas a conocer este martes, el crecimiento anual del consumo aparente de acero en México pasará de 5.7% en 2017 a 3% para 2018.

Vogel estima que las elecciones van a tener un efecto sobre la base del comportamiento económico. “Se van a generar momentos de incertidumbre y de riesgo, pero tampoco estamos viendo una gran afectación, no estamos diciendo que el mercado no va a crecer, lo va a hacer, pero debajo de lo que se reporte este año.”

Consideró que 2017 resultó mejor de los que se esperaba, aunque viendo los números del tercer trimestre con relación al segundo, el directivo destacó una cierta desaceleración, “todavía no lo tengo claro si llegaron a afectar los terremotos, pero si estamos viendo un cierto enfriamiento en el consumo del acero.”

Otro reto importante para la industria del acero en México es la renegociación del TLCAN, es algo en lo que las empresas del sector han participado de manera activa, “es una negociación difícil, nadie sabe qué están pensando en la Casa Blanca o qué está pensando el presidente”.

Guillermo Vogel dice ser más optimista al respecto, “dado los números que hemos hecho lo que nos muestra es que un escenario de no TLCAN se empeora para Estados Unidos, y la verdad es que la racionalidad es mantener el TLCAN para mejorarlo, y espero que al final del día prevalezca la racionalidad”.

Asimismo la industria enfrenta el problema de las importaciones desleales, “estamos trabajando que se le dé a China el trato de economía de no mercado, y es algo que estamos peleando la mayoría de los países de manera fuerte, porque China sigue jugando con reglas muy sucias, sigue generado distorsiones muy importantes, sigue subsidiando mucho a sus industrias, han logrado llevarse mucho de la manufactura a través de dar menores precios en China que los que se ofrecen en el resto del mundo y esos precios los ha podido ofrecer gracias a los subsidios”.

El directivo advirtió que la industria no está contra las importaciones en condiciones de mercado, donde se privilegian los tratados de libre comercio. Desafortunadamente las importaciones de productos siderúrgicos acumulados al octavo mes de 2017 fueron de 10 millones de toneladas, mientras que su comparativo con 2016 fue de 9 millones de toneladas, resultando en un incremento de 14%.

De manera contraria, al cierre del año, las exportaciones estarían sumando apenas 5 millones de toneladas, provocando que el déficit de la balanza comercial se incremente 10% respecto a 2016.

EU sin frenar importación. La posibilidad de que el gobierno de Estados Unidos frene importaciones de acero, incluido las de México, debido a que considera que afecta su “seguridad nacional”, es poco viable pero no se descarta, opinó Rogelio Garza Garza, subsecretario de industria y comercio de la Secretaría de Economía, al inaugurar el Congreso.

La autoridad mexicana dijo que las exportaciones del producto no son riesgosas, inseguras y no amenazan a la planta productiva de su principal socio comercial.

Sobre la posibilidad de que Estados Unidos cancele las importaciones de acero mexicano (por la Ley 232), el subsecretario detalló que no lo han pensado porque lo ven poco viable, “la industria mexicana está muy ligada con la industria americana y no sería una buena medida el hacerlo, se perjudicarían ellos mismos, no se puede descartar nada, pero ahorita no lo vemos”.

Sobre los avances de las negociaciones del TLCAN en materia de acero, el funcionario comentó que no puede revelar ese nivel de negociación por sector.

“Estamos en las mesas y seguimos viendo, buscando las opciones para llegar a un acuerdo, pero si por algún motivo no se pueda alcanzar, estamos preparados para continuar y fortalecer a la industria”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS