Advierten riesgo de desilusionar a inversionistas

Cambio en política económica puede generar crisis, afirman
Los asesores Gerardo Esquivel, de la coalición Juntos Haremos Historia; Luis Madrazo, de la coalición Todos Por México, y Félix Vélez, de la coalición Por México al Frente, ayer en el encuentro
04/05/2018
01:42
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Un cambio en las políticas públicas que provoque incertidumbre entre los inversionistas podría generar crisis en la economía, afirmó el director del Centro para el Desarrollo Internacional y profesor de la práctica de desarrollo económico de la Universidad de Harvard, Ricardo Hausmann.

“Si los cambios en las políticas restan entusiasmo a la inversión y a los capitales, los costos van a ser altos y ello podría ser una crisis”, afirmó el académico durante el evento True Economic Talks que organizó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Explicó que el populismo ha sido distinto en Latinoamérica y no necesariamente lleva a crisis. En Venezuela la crisis llegó como resultado del sobreendeudamiento porque el régimen mantuvo un gasto como si estuvieran altos los precios del petróleo, cuando ya habían bajado hasta 40 dólares por barril. Además, cuando Hugo Chávez no consiguió los consensos para implementar sus cambios decidió hacer modificaciones para controlar hasta al Congreso.

En el caso de Brasil, Lula Da Silva se dio cuenta de que si era irresponsable en sus declaraciones el tipo de cambio se disparaba y había inestabilidad, y con el tiempo se dio cuenta de la necesidad e importancia de ser sensato. Sin embargo, fue varios años después cuando comenzó a haber cambios que provocaron problemas.

El gran problema del populismo, dijo Hausmann, no son los discursos críticos de lo que harán antes de llegar al poder, sino cómo enfrentarán la economía en el futuro, no tanto lo que digan en campaña.

En el evento, el director general del CEESP, Luis Foncerrada Pascal, dijo que hasta el momento no hay candidato que tenga propuestas claras sobre cómo atender los principales problemas de México ni de un marco jurídico sólido que genere condiciones de inversión para crear empleos.

Explicó que para generar empleo es necesario que haya inversión, tanto pública como privada, pero el capital no llegará si no existen las condiciones que generen certidumbre de que se hará valer el Estado de derecho y que no habrá impunidad ante ilícitos.

En entrevista, expuso que hay declaraciones de candidatos o de sus equipos que generan incertidumbre, como el hecho de que podrían expropiarse empresas.

El empleo es lo que realmente va a permitir eliminar la pobreza y reducir la desigualdad, porque a mayor número de trabajos puede haber mejores salarios, y ello traerá bienestar, aseguró.

Sin embargo, para generarlos se requieren inversiones. “No hay manera de crear empleos sin inversión, y lo que tenemos que hacer para atraer capital es garantizar el Estado de derecho y cero corrupción. Eso significa eliminar toda la corrupción que hay en el país”, señaló Foncerrada.

Durante esta administración los niveles de inversión pública estuvieron entre los más bajos de los últimos 70 años, y como no hubo grandes obras de infraestructura se le puso una camisa de fuerza a la economía.

Se necesitan puertos, aeropuertos, gasoductos, líneas eléctricas, carreteras y todo aquello que permita que se genere inversión, continuó.

“Hacia allá deben estar orientadas las propuestas de política económica de los candidatos”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS