Acereros exigen estabilidad, inversión y Estado de derecho

Con miras a 2018, admiten que un cambio político brusco puede afectar al sector; piden más recursos para infraestructura y disminuir el nivel del gasto corriente
Durante el Congreso Latinoamericano del Acero (Alacero-58), se destacó la importancia de controlar las importaciones desleales para que la industria siderúrgica pueda satisfacer las necesidades locales y elevar sus exportaciones (CORTESÍA)
09/11/2017
03:44
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Rumbo a las elecciones de 2018, los industriales del acero de México pidieron a los candidatos a la presidencia una política industrial que genere estabilidad, mayor inversión, fortalecer el Estado de derecho y combatir la delincuencia.

En el Congreso Latinoamericano del Acero (Alacero-58), el director general de AHMSA, Enrique Zamudio dijo que en este contexto se necesita una política estable, sin cambios bruscos que afecten la relación con la industria y otros países.

“En el peor de los casos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tendría un efecto moderado porque podrían entrar en su sustitución las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero un cambio brusco en la política industrial tendría un efecto directo al riesgo país, lo que podría afectarnos”, expuso.

“Pienso que la política no tendría que golpear tanto a la parte económica, necesitamos ser maduros políticamente”, añadió.

José Antonio Reboulen, director de relaciones institucionales y comercio internacional de Deacero, destacó la importancia de fortalecer los niveles de inversión púbico-privada en ciencia y tecnología para el desarrollo de la cadena de valor.

Sobre el gasto público, dijo que el reto es elevar los niveles de inversión en infraestructura que requiere el país y reducir el gasto corriente.

César Jiménez, director comercial de Ternium México, dijo que es importante que el gobierno continúe con la política de fomento industrial que ha tenido hasta ahora.

“México es un país que tiene recursos naturales, tiene talento humano, tiene una pirámide poblacional muy buena para seguir avanzando en este mercado; tenemos que seguir trabajando en la educación para tener las capacidades que requieren los trabajos de mañana”, destacó.

 

Delincuencia, un pendiente. Sergio de la Maza, director general de Tenaris Tamsa, agregó la necesidad de fortalecer el Estado de derecho y combatir la delincuencia.

Fabricio Menegoni, director ejecutivo de Sidertul-Gerdau Corsa, comentó que el fortalecimiento de las instituciones permitirá tener Estado de derecho y estabilidad.

 

Inversiones. Óscar Maldonado, director general de Autlán, anunció inversiones por 300 millones de dólares en los próximos tres años, como parte de su estrategia de modernización y crecimiento en sus tres plantas que le permitirán incrementar sus capacidades en la producción de ferroaleaciones de manganeso.

Autlán es uno de los mayores productores de manganeso del hemisferio norte del continente americano y el único productor de nódulos de manganeso. Sin embargo, este escenario en el futuro tiene retos y desafíos, y uno de los principales es el relativo a las importaciones de acero y ferroaleaciones a precios dumping, que ponen en riesgo no sólo la planta productiva, sino la seguridad del abasto para la producción del acero en el país, “cada tonelada de acero que se importa de forma desleal en México, significa que no se produzca internamente”, resaltó Maldonado.

De controlarse las importaciones desleales y considerando el aumento del consumo en México, la industria siderúrgica está preparada para satisfacer las necesidades locales y para exportar.

Las fuertes inversiones anunciadas recientemente en el sector, (mil 40 millones de dólares de Ternium y mil millones de dólares de ArcelorMittal), ubican a la capacidad instalada en México en un nivel cercano a las 30 millones de toneladas, estimó Maldonado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS