Se encuentra usted aquí

Crowdfunding y Fintech

20/09/2017
01:33
Laura Iturbide y Ana Paula Franco
-A +A

La tecnología se ha filtrado en todos los aspectos de la vida. El mundo digital se hace cada vez más presente, poniéndose al alcance de todos, literalmente en la “palma de las manos”. Nuevas tecnologías que van desde la digitalización de las fábricas, carros autónomos, el uso de drones para hacer entregas a domicilios y la creación de robots, hacen a la industria cada vez más “inteligente” y productiva.

De esta manera, el uso de internet se ha diversificado, pasando de ser simplemente un medio de comunicación hasta ser una herramienta que ha cambiado desde la manera en la que se hacen negocios, hasta la forma en que se vive. Éste es el caso del fintech que son las nuevas disrupciones en el sector financiero, tales como: Bitcoins, banca móvil, big data y crowdfunding, entre otros. Este último ha experimentado un crecimiento explosivo en el último lustro. Una acción tan sencilla como poner en contacto a una persona que tiene una causa con otra que cree en la misma, por medio del financiamiento colectivo para canalizar su dinero, ha estado presente en la historia de la humanidad. Empero, sin duda, tomó una mayor relevancia cuando comenzaron a operar las plataformas digitales. Ha habido una aceleración en este ecosistema gracias a la eficiencia que le proporciona la propia tecnología; así como, por el empoderamiento social que da el decidir qué ideas vale la pena financiar, porque el internauta no sólo colabora con recursos, sino que también discrimina qué causa apoyar e incluso puede llegar a involucrarse en la cocreación.

En países como México, que cuentan con una profunda tradición de acción colectiva aunado a la expansión del acceso a la tecnología de la que se ha hablado previamente, se tienen condiciones favorables para el crecimiento de esta forma de financiamiento. Hoy en día, de acuerdo con la Asociación de Financiamiento Colectivo (AFICO) en el país existen más de 20 plataformas de crowdfunding, convirtiéndolo en uno de los líderes en Latinoamérica en este campo.

En la literatura se reconocen dos tipos de crowdfunding que se pueden clasificar de la siguiente manera:

· Crowdfunding no financiero:

o Donaciones: no se da algo a cambio de la aportación.

o Recompensas: se da algún tipo de beneficio representativo.

· Crowdfunding financiero:

o Captación/crédito: se obtiene el rendimiento de una tasa de interés sobre el préstamo hecho a un tercero.

o Acciones: se tiene una participación de propiedad o futuras ganancias

El “crowdfunding financiero” ha servido para fondear diversos negocios y para dar capital a emprendedores que, ante dificultades para obtener financiamiento por métodos tradicionales, optaron por el colectivo obteniendo excelentes resultados. Por otro lado, el “no financiero” ha servido para recaudar fondos para películas, música, arte, deporte y candidaturas para determinadas posiciones.

GoFundMe juntó 800 mil dólares para llevar a atletas a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, mientras que Christiana Figueres propuso que parte de su candidatura al Secretariado General de la Organización de las Naciones Unidas fuera financiada mediante crowdfunding.

También, para causas sociales tales como fundaciones; ayuda de emergencia por desastres naturales; apoyo a quienes experimentan alguna tragedia o simplemente cooperación en la que una persona pueda realizar algún sueño; también han utilizado el financiamiento colectivo para obtener los fondos necesarios.

Si el Fintech sigue creciendo en forma acelerada y si el crowdfunding, en particular, ha resultado ser tan efectivo para las causas previamente mencionadas, ¿por qué limitar sus alcances sin una regulación?

Afortunadamente estamos próximos al lanzamiento de una novedosa legislación en la materia en el país. Sólo esperamos que ésta no inhiba su desarrollo y si permita, al fin, crear una industria consolidada para el bien de todos sus participantes y de la sociedad.
 

Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac en la Universidad Anáhuac
México, e investigadora del mismo Instituto
Email: [email protected]

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS