De mundo a mundo

Se encuentra usted aquí

La imperdonable fuga del Chapo

De risa loca es la forma en que nos dicen se escapó: usando un túnel construido a la vista de quien quisiera verlo
14/07/2015
09:28
-A +A

En nuestro México de caricatura cualquier cosa puede pasar, incluida la fuga por segunda vez, de uno de los narcotraficantes más buscados y conocidos de un penal de supuesta “alta seguridad”.

De risa loca es la forma en que nos dicen se escapó: usando un túnel construido a la vista de quien quisiera verlo (evidentemente las autoridades de seguridad no quisieron) en el que hay quienes calculan se usaron más de 300 camiones de volteo para sacar el escombro y se usó maquinaria profesional de construcción. Porque no, el Chapo no se fugó de una de las prisiones más seguras del país como en las mejores historias de aventuras: usando pico y pala para cavar el túnel. En su fuga hubo recursos materiales, económicos pero sobre todo tuvo tipo de apoyo humano para escapar, tanto dentro como fuera del penal.

Cuando en febrero del año pasado, León Krauze entrevistó a Peña Nieto y le cuestionó la desconfianza que existía entre los mexicanos por una posible nueva fuga del Chapo, Peña Nieto aseguró que esto sería imposible, que algo así no volvería a pasar pues sería “imperdonable”. Cabe decir que en ese entonces, Peña Nieto y su gobierno aún gozaban de una buena reputación por la aprobación de las soñadas reformas estructurales que prometían hacer despegar la economía del país y que hoy por hoy, han probado ser sólo reformas que, con un liderazgo mediocre como el que tenemos, prometen ahora quedarse sólo en cambios inacabados, inaplicables y sin rumbo.

Tan es así y tan poco le importó al primer mandatario de este país, que se quedó, sin atisbo de rubor en las mejillas, en su visita de Estado a Francia, disfrutando (¡cómo no!) de un buen vino francés y quizá hasta un lindo paseo en Champs Elysees tomado de la mano de su esposa posando para las revistas del corazón, porque eso si que le gusta hacer. Aceptémoslo, nuestro presidente nació para posar en las cámaras, para sonreír, pero no para hablar ni mucho menos para gobernar.

El Secretario de Gobernación si tuvo que cambiar la visita a la torre Eiffel por una bonita rueda de prensa para tratar de explicar lo inexplicable: ¿cómo se fugó el Chapo? pero sobre todo ¿quién es responsable por su fuga? Por supuesto no él ni ningún funcionario de primer nivel, porque aún con lo “imperdonable” de la huída, en el México del no-pasa-nada los funcionarios de primer nivel y por supuesto el Presidente, son intocables e inamovibles.

Los segundones son los responsables por las fugas, por las crisis financieras-económicas-hacendarias, por los anuncios chapuceros, por los robos, en fin por las trapacerías que se cometen. Siempre los de segunda, porque los de primera son eso, de primera ¿cómo van a renunciar? la revista ¡Hola! seguro extrañaría sus pasos por sus páginas.

La caricatura se desdibuja cuando pensamos en que, en el fondo, la nueva fuga del Chapo no hace sino mostrar la punta del iceberg de la enorme corrupción que carcome las estructuras de las instituciones en nuestro país. Un tema que Peña Nieto prometió resolver y que lejos de eso, parece profundizarse con el paso del tiempo.

La tan anhelada imagen de progreso y esperanza dibujada a lápiz al iniciar esta administración se ha ido cayendo a pedazos. Los medios internacionales han dado cuenta puntual del escape del Chapo como el fin del sueño peñanietista y muestran la cruda realidad del México que nunca dejó de ser: carcomido por funcionarios corruptos, gobernadores que hacen lo que quieren (y endeudan a sus Estados cuanto quieren), mal uso del dinero público, y excesos a diestra y siniestra.

Tristemente, a tres años aún de que oficialmente termine el sexenio, políticamente se acabó para Peña que difícilmente verá concretarse sus reformas y se acabó para Chong que, seguro después de esto, no será candidato del PRI a la Presidencia… ¿habría que decirle ¡Hola! a Manlio Fabio Beltrones?

De Mundo a Mundo, un blog para contar realidades de aquí y de allá. Un espacio para comentar, debatir y construir sobre nuestro México hasta el fin del mundo. Ideas de la actualidad internacional y,...
 

COMENTARIOS